Apuntes del Deportivo-Castilla

214

La tercera posición, el juego del equipo contra 10, Marchena, Culio o la disposición táctica cuando el Dépor tenía el balón y cuando no, temas de interés de este análisis del encuentro.

1. Lo decíamos la semana pasada y este resultado no hace más que reforzar la opinión vertida. El Deportivo, con todas las penurias que ha pasado durante la pretemporada y estas 12 primeras jornadas de Liga, es tercero a un punto del Lugo, que es el que marca el ascenso directo. El Dépor le está aguantando el ritmo a una categoría muy engañosa, donde cualquiera puede ganar en el más grande de los campos.

2. No obstante, hay que decir que el juego que efectuó el Deportivo contra un Castilla con 10 fue muy criticable. El equipo careció de profundidad, adoleció de verticalidad y pecó de reservado con un solo gol de margen. “Sabemos que tenemos que mejorar y ésa es la conclusión de todos los domingos”, dijo Vázquez al término del choque. Me gusta esa actitud inconformista del entrenador.

3. Aunque cueste marcar goles, los números en defensa del Dépor son tremendos. Tan solo 7 goles recibidos en 12 partidos, y en 7 de ellos ha dejado la puerta a cero. Una muestra significativa de lo que lo que quiere reforzar el técnico de Castrofeito es la defensa en este retorno a la división de plata del fútbol español.

4. Me gustó la disposición táctica que planteó de Fernando Vázquez ante el Castilla. El Dépor fue combinando dibujos: cuando tenía el balón el esquema era un 4-2-3-1, con Culio por delante de Álex y Juan Domínguez; mientras que cuando la posesión no era suya se convertía en un 4-1-4-1 con Juan y Culio a la misma altura y Álex unos metros por detrás. Trabajo y brega del argentino, que recuperó una gran cantidad de balones jugando como interior y tuvo libertad en la mediapunta cuando el balón fue blanquiazul.

5. Un Culio que coge peso en la plantilla de una forma inversamente proporcional a lo que lo hace el portugués Rudy. Ayer, Cachicote desesperó a la parroquia herculina. Un regate que sale mal, vale, se le pasa. Otro, también, que lo intente. Pero cuando ya ha fallado cinco seguidos se enfada la afición, el cuerpo técnico y sus compañeros. Aún así, no tiene Fernando mucho más donde elegir en banda.

6. Hoy también quiero resaltar la labor de Álex Bergantiños. El coruñés volvía a la parcela en la que demanda jugar y ejerció un buen papel, sobre todo a la hora de dar equilibrio al equipo. Sus carencias en la distribución las esconde gracias al gran trabajo defensivo que proporciona a la plantilla. Porque Álex es un defensa más. Tiene alma de defensor. Por eso fue el primero que acudió a cubrir la espalda de los Manuel Pablo, Laure o Marchena cuando estos perdieron su posición.

7. Gran trabajo el efectuado por Luisinho tanto en una como en otra banda. El zurdo es eléctrico (de los pocos que hay en la plantilla), y hasta como volante derecho supo desenvolverse con precisión. Tuvo dos acciones en las que pudo marcar. Estoy seguro que lo veremos en esa posición en muchas ocasiones.

8. Por último, destacar al gran héroe del partido, Carlitos Marchena. ¿Quién se podría imaginar que se sacaría esa maniobra de la chistera en ese balón que se le quedaba atrás tras un rechace de la defensa merengue? Él. Nadie más. Pero no contento con el gol, ganó prácticamente todos los duelos con los atacantes madridistas y sacó de quicio a Raúl de Tomás.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.