Así es Koke Vegas, un portero al que le gustan los retos

0

Tras finalizar la cesión de Ortolá, que se ha marchado traspasado al Tenerife desde Barcelona, el Deportivo se quedó tan solo con Dani Giménez en la nómina de porteros. Así ha sido como llegó Koke Vegas, cedido desde el Levante, y que intentará rivalizar con el vigués por la titularidad. Eric Martín Gasulla, de Mundo Levante UD, nos traza un perfil del nuevo guardameta.

Koke Vegas, refuerzo para la portería del Deportivo

En el intento por devolver al Deportivo a Primera División, habrá un nuevo guardián bajo palos. Ese es Koke Vegas, cedido por el Levante, que junto al capitán Dani Giménez formarán la dupla de arqueros. Y aunque a priori Koke dispondrá de un rol muy secundario e incluso pudiendo estar inédito, es un jugador al que le gustan los retos.

El de Antequera nunca ha querido ponerse metas, sabiendo a lo que puede aspirar. Superados sus inicios en su localidad natal, Koke daría el salto a una de las mejores canteras del país, la del Espanyol. Como periquito estuvo dos años, con una mayor participación en su segunda campaña con el también ex deportivista Sergio González como entrenador, pero con un futuro incierto y sin garantías de nada, probó a cambiar de colores, de los blanquiazules a los azulgranas del Levante.

Aquí encontraría su lugar. Con 20 años recién cumplidos, fue el portero titular y una de las piezas importantes para lograr la permanencia en la disputada 2ª división B del grupo 3. Con el cambio de entrenador en 2016-17, esa confianza depositada en él se esfumó, disputando únicamente una decena de encuentros, entre ellos su debut con el primer equipo. Fue en el mes de septiembre, en la visita al Gimnàstic de Tarragona, con empate a un gol y alguna intervención de mérito.

Tras una cesión de media temporada al Alcoyano con tal de no estancar su progresión y en su regreso siendo ya un habitual de los entrenamientos del primer equipo que ya militaba en la máxima categoría, se produciría su debut en la última jornada, con una abultada derrota por 4-2 en Balaídos.

Finalmente, desde la temporada 2018-19, la dirección deportiva del Levante consideró que debía tener hueco con la primera plantilla, dejando claro que sería en principio como tercer meta a la espera de oportunidades. Pero si algo también avala a Koke es que es de ese tipo de futbolistas profesionales, que miran por el bien del grupo y de su propia competencia, siendo uno esos hombres imprescindibles en un vestuario. Así, con el objetivo cumplido, en la clausura de la última Liga, nueva participación siendo una de las figuras destacadas del partido en el empate contra el Atlético de Madrid.

La idea inicial para la futura temporada era que Koke siguiera en el Levante. Con Paco López se era partidario de mantener esos tres porteros, por lo que pueda pasar y para generar una sana competencia. Sin embargo, que el malagueño hubiera tenido tan poca presencia también abría las puertas a una cesión, y más al recibir la llamada de un viejo conocido como es Carmelo del Pozo.

De esta forma, el Deportivo se asegura contar con un meta con un buen presente y mejor futuro. La cifra de minutos de los últimos años no debe ser un hándicap, ya que si algo caracteriza al bueno de Koke es que también cuando se le ha requerido, siempre ha cumplido con las expectativas. Futbolísticamente, es de esos cancerberos que hoy en día más de un equipo anhela tener, destacando por su buen posicionamiento, certero en el juego aéreo y con unos reflejos envidiables. Además la buena y constante comunicación con el resto de sus compañeros sobre el campo es otro punto que le avala.

Sea a corto o más a largo plazo, contando con la participación deseada de partidos que encuentre o no en el Deportivo, el Levante tiene muy en cuenta a Koke, como muestra de confianza con esa renovación hasta 2022. Sin lugar a dudas, un acierto y un seguro para los de Riazor.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.