Así juega el CD Numancia

96

El Dépor visita Los Pajaritos, el campo del gol de Songo’o. Allí le recibirá un Numancia, que se encuentra en tierra de nadie, y que cuenta con Julio Álvarez como factor diferencial. ‘Adelante’ les presenta en su Cara B.

El Deportivo visitará mañana Los Pajaritos con el objetivo claro de llevarse la victoria ante un Numancia que llega en una mala racha pero con muchas ganas de vencer al líder y de aferrarse a sus pocas posibilidades de jugar la promoción de ascenso.


Contexto. En tierra de nadie. El no ganar en las últimas cuatro jornadas les ha impedido soñar.

El conjunto castellano-leonés ha estado toda la temporada rozando los puestos de playoff de ascenso, un objetivo que ha ido sustituyendo al de salvar la categoría conforme han avanzado los partidos. La regularidad que habían tenido los sorianos durante el presente curso se truncó en las últimas cuatro semanas, cuando en el entorno del club se empezó a creer de verdad en el ascenso. Desde ese instante, el equipo dirigido por Pablo Machín solo ha cosechado dos empates y dos derrotas, lo que lo ha dejado prácticamente sin opciones de regresar a Primera División al haberse situado undécimo en la clasificación, a diez puntos de las posiciones de promoción. A pesar del mal momento que atraviesan los rojillos, el Deportivo tendrá que sobreponerse el sábado a uno de los estadios más complicados de la Liga Adelante, Los Pajaritos, donde el Numancia solo ha caído en tres ocasiones.

La pizarra. Valientes en el planteamiento y peligrosos a balón parado. Los sorianos ya demostraron en Riazor su capacidad para ‘mimar’ el balón.

Machín ha dotado a la entidad numantina de la mentalidad ganadora de la que careció el curso pasado, en el que el fútbol del conjunto soriano se basaba en una buena defensa y en aprovechar las jugadas de estrategia. A sus 37 años, el joven técnico ha dado la razón a aquellos que confiaron en él tras su paso por el filial y, a pesar de la salida de hombres importantes como Barkero, la campaña de sus futbolistas ha sido más que buena. Apoyados en un centro del campo con calidad formado por Nagore, Sunny y un Julio Álvarez con total libertad de movimientos, los rojillos desarrollan un estilo de toque, de posesión y con pocos balones directos; un juego alegre y valiente que ya mostraron en A Coruña en la primera vuelta. Las bajas por lesión de hombres importantes como Del Pino o Juanjo han obligado al preparador soriano a modificar el tridente de ataque que, con Cedric y Lago Junior, mantiene el potencial ofensivo y sobre todo la velocidad y el desborde. Además, el balón parado es un arma que no ha perdido el equipo rojillo respecto a la campaña pasada gracias, sobre todo, a la zurda de Julio Álvarez y al poderío aéreo de sus centrales y delanteros. Por otro lado, una de las novedades en las últimas jornadas ha sido la labor del coruñés Nano, que ha retrasado su posición del extremo al lateral izquierdo, aunque ante la ausencia de interiores derechos podría devolverlo a su puesto natural para mover a Cedric a la banda diestra.

Nombres propios. Juentud y veteranía en un ataque con mucha calidad. La clase de Julio Álvarez es determinante.

– El ‘muro’: Expósito. El veterano lateral derecho vive su segunda etapa en el cuadro soriano tras pasar por clubes como el Athletic Club o el Osasuna. Curtido en casi todos los estadios de España, ha sido un fijo para Machín en lo que va de temporada.

– El ‘cerebro’: Julio Álvarez. Fenomenal temporada la del centrocampista gallego. Su exquisito toque de balón es clave en el fútbol combinativo de los sorianos y un caramelo para el resto de sus compañeros. Uno de los jugadores más técnicos de la Liga Adelante.

– El ‘killer’: Lago Junior. El costamarfileño ha sido la principal alternativa a Juanjo en lo que va de campaña, a pesar de no ser un gran goleador. Ante la lesión del ‘9’ numantino, Lago Junior tiene todas las papeletas para ser de la partida ante el Deportivo. A Machín le encantan su velocidad y su desgaste.

– El ‘fiasco’: Nieto. El canterano del Real Madrid llegó el pasado verano procedente del Almería. Las esperanzas de los castellano-leoneses para la delantera estaban puestas en el delantero que debutó como profesional con la camiseta blanca y a las órdenes de Fabio Capello. Este curso solo ha logrado un gol y Juanjo y Lago Junior le han ganado la partida. Ha contado con minutos, pero su progresión se ha estancado completamente.

Horizonte. Mentalidad de vacaciones. Soria seguirá siendo de Segunda.

El Numancia afronta las últimas seis jornadas ligueras con una ventaja de 13 puntos sobre los puestos de descenso y con una desventaja de 10 puntos sobre las posiciones de ‘play-off’. Es decir, tan solo un histórico desastre le llevaría a disputar la próxima temporada en Segunda División B o una épica remontada le daría opción de llegar a Primera a través de los ‘play-off’. Así, afrontan la recta final sin un claro objetivo, casi pensando ya en la próxima temporada, para construir un proyecto que desemboque con el equipo en la máxima categoría del fútbol nacional. Ésa que perdieron hace tres años.

Aficionado ilustre. Fermín Cacho. Oro soriano.

Fermín Cacho es considerado como uno de los mejores atletas españoles de todos los tiempos. Su gran éxito es la medalla de oro lograda en Barcelona 92 en los 1 500 metros, aunque también ha saboreado la gloria en Europeos y Mundiales. De hecho, su marca en la prueba reina de medio fondo continúa siendo récord de España y de Europa. Nació en Ágreda, un pueblito de la provincia de Soria, y desde pequeño mostró un gran interés por el fútbol. De hecho, llegó a ser presidente del Club Deportivo Iliturgi, durante ocho meses en 2006. Nunca ha ocultado su pasión por el Numancia, al que sigue habitualmente desde las gradas de Los Pajaritos. Su sobrino, Álex Cacho, llegó a jugar en el Numancia B, hasta que firmó por el Ontiyent.

Un lazo blanquiazul. El gol de Songo’o. Un punto que se marchó injustamente.

Temporada 1999-2000. El Dépor afronta la recta final del campeonato con el objetivo de vengar aquel inolvidable penalti de 1994 y conquistar su primera Liga. Cada punto es oro, un empujón más hacia el sueño de ganar el título. Corría el minuto 91 cuando el Dépor perdía en Los Pajaritos, campo del humilde Numancia, donde ya habían perdido tres líderes -Barça, Celta y Rayo- en aquella temporada. En la última ocasión, en busca de la heroica, el portero Songoo subió a rematar en el corner, más para incordiar que en busca del gol. Pero el balón acabó en su cabeza y él, no sabe muy bien cómo, lo introdujo en la portería. Sin molestar a nadie. Pero el árbitro Pérez Lasa interpretó como falta una obstrucción de un defensor soriano al portero del Numancia y lo invalidó. Para muchos aficionados blanquiazules, Los Pajaritos sigue siendo el campo del gol de Songo’o.

Adelante. Cara A. https://www.riazor.org/asi-es-el-cd-numancia/

Comentarios están cerrados.