Bergantiños y el efecto Mel tumban al Barça

60

Que el fútbol es cambiante lo saben en cualquier parte del mundo, pero lo que le ha sucedido al Dépor desde la llegada de Pepe Mel es digno de estudio. El ya conocido como ‘efecto Mel’ entró en ebullición ante el Barça, en un encuentro serio, lleno de compromiso y entrega y con un plan ejecutado a la perfección. La inlfuencia del madrileño en el equipo se refleja perfectamente en la irrupción de Bergantiños. El capitán, denostado por Garitano, estrenó titularidad y volvió a ver en el conjunto catalán ese talismán que le ha llevado a marcarle tres de los cuatro goles que ha firmado en Primera. Esta vez, quizá para compensar todo el sufrimiento de la temporada, el tanto sirvió para dejar en Riazor tres puntos decisivos para la permanencia.

Poco tiempo tuvo Mel para preparar el encuentro, pero la mejor noticia para el técnico blanquiazul llegó a menos de 24 horas para el choque, cuando el Barça comunicó la baja de Neymar. La ausencia de un jugador del nivel del brasileño siempre es importante, pero ahora mismo era el que tiraba del carro culé. Con su baja, Mel tenía claro que a Luis Enrique le iba a costar abrir el campo y optó por poblar la zona ancha. Sin una presión demasiado adelantada, colocó una línea de cuatro por detrás de Joselu para dificultar las maniobras de los centrocampistas culés. Bergantiños, patrullando su espalda, completaba la tela de araña que dejó al Barça sin disparar a puerta en casi media hora.

No hizo falta que los locales asustaran demasiado al contragolpe. Se sentían cómodos y amagaban en ocasiones, como en una buena jugada de Bruno que terminó con un disparo demasiado centrado de Joselu. A medida que pasaron los minutos el conjunto culé aceleró y llegó con más claridad, pero más por errores del Dépor en la salida de balón que por méritos propios. Sergi Roberto entró hasta la cocina, pero Lux le adivinó el pase de la muerte que llevaba el nombre de Luis Suárez escrito en el balón.

Pero entonces apareció Joselu. El punta gallego, que en el Bernabéu ya había dejado claro que él es hombre de grandes escenarios, tuvo la primera gran ocasión del encuentro. Tras un centro de Navarro se revolvió para sacar un remate envenenado que habría sido imparable para el 90 por ciento de los porteros de la Liga. Ter Stegen forma parte del otro grupo restante y sacó una mano salvadora. Por suerte, el balón parado volvió a funcionar y el propio delantero recogió una pelota muerta en el área para desatar la locura en Riazor.

El tanto deportivista despertó al dragón. El Barça subió otra marcha y ya tuvo varias ocasiones claras antes del descanso y lo consiguío justo al salir de la caseta. Arribas despejó con problemas un centro de Denis desde la derecha y Luis Suárez estuvo más rápido que Albentosa para fusilar a Lux sin ningún tipo de miramientos. Tocaba volver a empezar.

Lejos de amilanarse por la demostración de fuerza azulgrana, el Dépor dio un paso adelante. Fayçal tuvo el emapte en una contra llevada por Joselu y en los minutos posteriores al gol del uruguayo el encuentro se jugó sólo en campo visitante. El de Silleda siguió insistiendo y probó de nuevo al meta rival con una buena volea que de nuevo le salió muy centrada.

Para entonces Luis Enrique ya había sacado a la artillería. Iniesta y Rakitic hicieron al Barça más reconocible y, sobre todo, permitieron a Denis cambiar de banda para molestar a un Juanfran que estaba muy cómodo con la marca de Arda. El gallego no tardó en hacerse notar y tras varios quiebros en el área estuvo a punto de sorprender a Lux con un fuerte disparo que el argentino despejó como pudo.

Pero el Dépor ya se lo había creído. Mel refrescó la medular con la entrada de Çolak y Kakuta, que pusieron algo de pausa y permitieron coger aire con balón. En una de esas contras Juanfran provocó un saque de esquina que volvió a dar frutos, aunque esta vez en dos tiempos. Ter Stegen volvió a hacerse gigante para desviar un cabezazo de Arribas que se colaba por la escuadra, pero donde no pudo hacer nada el alemán fue en el remate de Bergantiños. El capitán se elevó en el segundo palo y picó el balón, como manda el manual del buen delantero.

Los últimos minutos fueron un asedio del Barça. Lux, que desde que recuperó la titularidad está inmenso, repelió la primera acometida con una mano salvadora similar a la que le sacó a Traoré hace unos días en Gijón. No volvieron a probar suerte los culés, atascados en los metros finales e incluso Fayçal tuvo la sentencia en el descuento, pero estuvo demasiado egoísta delante de Ter Stegen, decidió tirar en lugar de cedérsela a Joselu y se encontró con el alemán.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Lux; Juanfran (Laure, min.85), Arribas, Albentosa, Navarro; Bergantiños, Borges; Carles Gil (Çolak, min.61), Fayçal, Bruno Gama (Kakuta, min.71); Joselu.

FC Barcelona: Ter Stegen; Mascherano, Piqué, Alba; Sergi Roberto, Busquets, André Gomes (Rakitic, min.57), Denis (Alcácer, min.76); Messi, Suárez, Arda Turan (Iniesta, min.57).

Goles: 1-0: Joselu (min.40). 1-1: Luis Suárez (min.46). 2-1: Bergantiños (min.74).

Árbitro: Fernández Borbalán. Amonestó con tarjeta amarilla a Navarro y Joselu en el Dépor.

Incidencias: Partido disputado en el estadio de Riazor, correspondiente a la 27ª jornada de LaLiga Santander.

Sobre el Autor