Borja Granero: “Fernando quiere un equipo agresivo, dominante, pero inteligente para leer los partidos”

0

Borja Granero (30 de junio de 1990), está llamado a ser uno de los pilares del Deportivo en Segunda B. El central, que llegó este mismo verano procedente del Extremadura, apunta a formar pareja en la zaga con Mujaid. Ha sido uno de los futbolistas que ha aceptado el reto del conjunto coruñés de conseguir el ascenso tras la que se espera sea una temporada difícil en la categoría.

Este fin de semana vuelve el fútbol, lo estaréis deseando.

Estamos deseando que esto empiece ya, todo el mundo tiene ganas. Todos estamos con muchas ganas de hacerlo bien.

Después de tanto tiempo sin competir, ¿cómo están siendo los días previos? ¿Hay incertidumbre por saltar al campo, por ver cómo puede ser el rendimiento? 

No, incertidumbre no. Más ilusión que incertidumbre. Yo tengo una edad ya para esto, he tenido bastantes días previos de partido. Estamos con la ilusión de hacerlo bien, con las ganas de empezar bien en casa.

¿Qué esperas del partido del domingo?

Espero un partido complicado, como lo son todos en Segunda B. Dos equipos que van a pelear por empezar bien su temporada y que van a darlo todo para ello.

¿Qué importancia le das a los partidos de pretemporada? 

Donde tú te juegas el año es en los partidos de Liga. En pretemporada,  el entrenamiento está programado de otra manera, las cargas de otra manera. Llegas peor a los partidos, trabajas cosas diferentes para seguir practicando de cara al año. Es importante ganar y tener sensaciones buenas, acostumbrarse a ganar que perder. A todos nos gusta ganar, da igual que sea un amistoso que una partida a la Play, yo siempre quiero ganar. Pero a veces no es lo más importante.

¿Sirve el 0-2 del último partido amistoso como aviso de lo que se puede esperar en Segunda B? 

La Segunda B no se conoce mucho, es lógico que tú veas tu equipo y evidentemente, eres el Deportivo y quieres que gane siempre, que juegue bien y casi se pasee, que sea hasta fácil. Este año va a ser muy complicado, los partidos van a ser muy cerrados, vamos a tener que trabajar acción a acción y jugada a jugada. Si en Segunda te mueves por pequeños detalles, en Segunda B es por diez si lo comparamos. No es un aviso, ya lo sabemos, lo que vamos a hacer es lo que hicimos cuando pasó esto. Seguir trabajando, tener equilibrio y asentar las bases de un año que tiene que ser importante y diferencial.

En la plantilla hay jugadores que no conocen la Segunda B, ¿les puede costar adaptarse o piensas que la calidad debe imponerse?

Si han elegido este proyecto y tienen una calidad importante, saben que la responsabilidad es adaptarse rápido, competir, tener respeto por todos los rivales. Cuanta más calidad tienes, mejor. La gente que ha venido está muy comprometida con lo que hay que hacer y contamos que es una categoría difícil, hay que adaptarse rápido.

A Fernando Vázquez seguro que ya lo conocías, ¿cómo han sido las primeras semanas con el mister?

Al mister no lo voy a descubrir yo, lleva muchas horas de vuelo. Es un hombre muy inteligente, sabe delegar cuando tiene que hacerlo, apretar cuando tiene que hacerlo, él se está informando sobre Segunda B, le da amplitud a todo y transmite ideas claras. Quiere un equipo muy agresivo, dominante, pero que a la vez sea inteligente para saber leer lo que se necesita en cada momento del partido. Que no nos guíe esa sensación de que como somos el Depor hay que aplastar los 90 minutos. Hay que ser inteligentes y elegir los momentos.

¿Con qué sistema te sientes más cómodo atrás? 

He jugado en los dos sistemas, para mí son familiares ambos. Es una elección del mister, estamos para adaptarnos a lo que proponga. Para mi no es un problema, ni de tres, ni de dos, ni de cinco, ni de cuatro. Trabajaremos cada sistema, somos un equipo que se puede adaptar a varios sistemas.

Decía Miku en otra entrevista que le había sorprendido Mujaid, ¿tú cómo lo ves?

Con Muja tengo una muy buena relación. Es un chico joven, tiene muchas condiciones. Su ambición debe ser seguir creciendo, si está aquí que lo conocen y le dan las herramientas mejor.  Con Muja tengo debilidad, le digo lo que me hubiese gustado que me dijeran cuando salí con 20 años de la cantera del Valencia, igual que con Derik o con Juan, todos tienen que sumar. 

¿Les has tenido que dar algún consejo?

Consejos no, cuando trabajas con alguien más que consejos, es consenso. Puedes ver algo que le puede ayudar a él, que no hace, y él te puede decir algo que no haces. Con Muja y Derik hablo mucho, con la gente que tengo cerca hablo mucho. Esa comunicación y esos puntos de vista diferentes te enriquecen. He tenido varias conversaciones con ellos, de ajustar, ir al hilo… trabajando juntos es más fácil hacerlo.

¿Qué tal la adaptación en A Coruña?

Muy bien. Todo el mundo me había hablado muy bien, tenía buenos informes. La verdad es que muy bien. Desde el primer día que llegué, en el club fueron todo facilidades para que me pusiera a entrenar rápido, que estuviera cómodo aquí con mi familia.  Es lo más importante, que sientes que la gente que trabaja contigo está por la labor y sabe lo importante del reto que tenemos. La ciudad muy bien, viví cinco años en Santander, sabía ya lo que era una nube y la lluvia y no me está defraudando Coruña.

Sobre el Autor