El sueño de un deportivista en Nepal

316

“Creo que no se necesita una razón para ayudar a alguien”. Una frase simple y de pura lógica que me marcó durante mi charla con Gonzalo Mosquera Coto. Me marcó por eso mismo, por la sencillez y el sentido común que engloba, pero que tan difícil es de aplicar para gran parte de la humanidad; y más aún en el tema que nos ocupa.

‘Zalo’, coruñés de 43 años criado en Labañou, es uno de los fundadores de la ONG ‘Camina Nepal’, que se creó a principios del 2015 con el objetivo de aportar su granito de arena para hacer del país asiático un lugar mejor. También es deportivista -muy deportivista- y tiene un sueño blanquiazul que quiere cumplir en su próximo viaje.

Pero mejor que vayamos por partes.

Nepal y un proyecto común

nepal_3

Castigado por la pobreza, la desigualdad, la corrupción y recientemente por los terremotos, en Nepal los que peor lo pasan son los jóvenes, cuya mayoría está abocada a terminar en la calle o explotada. Ahí es donde actúa ‘Camina Nepal’, creada por seis personas (Gonzalo, Sol, Bea, Bárbara, Marta y Noe) que se conocieron en el país asiático en el 2014 durante su primera visita y que posteriormente decidieron montar su propio proyecto.

“Actualmente colaboramos con una casa de acogida nepalí dirigida por un matrimonio hindú y situada en Hetauda, a 82 kilómetros de Katmandú. En ella hay 32 niños huérfanos, abandonados o de los que sus padres no pueden hacerse cargo. En nuestra primera visita vimos que los chavales que a los 18 años tienen que abandonar la casa no están preparados para encontrar un trabajo y son explotados en Malasia o Qatar”, explica Gonzalo.

El proyecto de ‘Camina Nepal’ está “enfocado a esos jóvenes”, a darles “primero un hogar donde puedan estar y no terminar en la calle”, además de prepararlos “de forma profesional”. “Ahora está todo parado, pero antes del terremoto en Nepal se trabajaba mucho el turismo, la hostelería… Y queremos formarlos en eso”, comenta, a la vez que habla de estos niños completamente maravillado.

“Los ves y son como 32 hermanos, se apoyan unos a otros, los de mediana edad ayudan a los más pequeños… Son una pasada, al igual que toda la gente de allí con la que tuve trato. Si tienen una manzana, te la dan aunque no tengan nada, y ves felicidad y ganas de vivir. Muchos no tienen absolutamente nada y siempre te abren las puertas de tu casa“, añade.

nepal_4

Gonzalo también anima a hacerse socio de la ONG a todo el que quiera y explica lo sencillo que es colaborar con ellos. “Que se pongan en contacto con nosotros a través de nuestra página web o nuestra página de Facebook“, afirma. Las cuotas son asequibles para cualquiera, desde 1 euro al año; y con ellas, junto a recaudaciones en eventos y subvenciones, se pretenden cubrir las necesidades básicas: alimentación, salud y educación.

El Dépor y un proyecto personal

Uno de los grandes descubrimientos para Gonzalo en su primer viaje a Nepal fue darse cuenta de que “no necesitaba nada” de lo habitual en Occidente. Bueno, mejor dicho, que no necesitaba casi nada. “Cuando estoy allí, mi única preocupación externa es el Dépor. Controlo los horarios de cuándo juega para ver el resultado, ya que allí es casi imposible verlo”, afirma.

Gonzalo ha estado vinculado al Deportivo durante toda su vida y tuvo la suerte de que su profesión de agente de seguridad le permitió no solo trabajar en Riazor, sino también estar en el autobús del equipo campeón de Liga en el año 2000.

Casi sin querer, en sus viajes a Nepal ha transmitido lo que es el equipo blanquiazul a los niños de Hetauda, que le preguntaron por el Deportivo al instante de colocar la bandera del club coruñés en su habitación y de verlo por primera vez con la camiseta del club. A partir de ahí, les contó su historia, les mostró vídeos del ‘Super Dépor’ y del gran Dépor de Champions, y les enseñó canciones como el ‘Deportivo, alé’.

“Les expliqué que una vez ganamos a los grandes que tanto les gustan a ellos, y no daban crédito de que un equipo gane a Madrid y Barcelona porque no conocen más allá de ellos. Allí solo llegan noticias de Cristiano, Messi, Barcelona y Madrid”, asegura.

Ahora, su amor por el Deportivo ha llevado a Gonzalo a tener un sueño, un proyecto personal relacionado estrechamente con la ONG: regalar una camiseta del Deportivo a cada uno de los 32 niños de la casa de acogida. Para ello, hace una llamada a los deportivistas que deseen colaborar.

“Sé que no es una cosa de primera necesidad de los niños, pero es algo que quiero hacer yo a título personal. Siempre que voy les llevo un regalo a cada uno, y de esta vuelta el detalle que les quiero llevar es la camiseta del Dépor porque me encantaría verlos a todos y a todas con ella. Obviamente, no tienen que ser camisetas nuevas, sino las que ya no se usen“, comenta.

nepal_8

Para reunir las camisetas, ‘Camina Nepal’ ha habilitado un espacio para todo el que quiera aportar la suya en la tienda Atmósfera Sport (C/ Ronda de Outeiro, 414; A Coruña). También ofrecen la posibilidad de pasar a recogerlas ellos mismos, y para ello solo hay que ponerse en contacto con la ONG a través de [email protected] o dejar un mensaje en su página de Facebook.

Además, el sentimiento blanquiazul en el país asiático no se quedará ahí, ya que Gonzalo ha iniciado los trámites para crear la primera ‘Peña Deportivista Nepalí’. “Mi intención es tenerla allí para que quede constancia de que el deportivismo es muy grande, y porque quiero que comprendan que hay equipos humildes que, con poco y desde esa humildad, también pueden ser grandes para mucha gente. Creo que es un gran mensaje para ellos”, concluye.

Fotografías: Camina Nepal.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

316 comentarios

  1. Pingback: Objetivo conseguido: el blanquiazul dará color a Nepal

    • el meme esta bien currao .. pero habría que ponerlo todo bajo un Supuestamente Ridículo ,no Dieguiño ? xDD

      porque sino por esa regla de 3 nosotros con Bojan o Mitroglou también lo hemos hecho el año pasado, supuestametne xDD

  2. Quien no ha sentido la sorpresa del resultado de un trabajo tras un gran esfuerzo o una racha de inspiración, hasta tal punto de no reconocerse como autor de la gran obra… quizas eso deba sentir ahora mismo Tino con este nuevo acorazado deportiviano… lo malo de esos estados de perplejidad con uno mismo es despertar al dia siguiente y ver que tampoco fue para tanto.

    • Marc Jacobs el

      Es que el trabajo aun acaba de empezar. De momento hemos reunido los ingredientes para la receta pero aun falta cocinarla.

    • O quizás sea el inicio de nuestro particular y utópico sueño.
      La obra no ha terminado.

    • jajaaj .. Tino ya sentía eso cuando se calificó con una nota de un 6 por su gestión de la temporada pasada xDD