fbpx

Celso Borges relata su mala experiencia tras contagiarse de COVID

0

Celso Borges es uno de los ídolos de la Liga Deportiva Alajuelense, club costarricense al que llegó tras su salida del Deportivo. El centrocampista ha sido noticia estos días tras reincorporarse a los entrenamientos con el resto de compañeros después de contagiarse de coronavirus. Celso explicó a través de las redes sociales del club su mala experiencia. “Los primeros días lo pasé realmente mal. Después fui mejorando y por suerte estaba vacunado con pauta completa”.

El jugador regresó a los entrenamientos el pasado domingo y se encuentra ya totalmente recuperado. El internacional aprovechó este mensaje para lanzar una advertencia a la población. “Hay que cuidarnos entre todos. Yo lo pasé mal, pero al fin y al cabo lo pasé en mi casa y en un ambiente controlado. Son momentos en los que hay que descansar pero está claro que fue importante estar con la pauta completa porque las vacunas salvan vidas”.

Borges regresó a su país tras un verano convulso y muy complicado en A Coruña. El costarricense se encontraba muy a gusto y asentado en la ciudad herculina pero su elevada ficha y el no ascenso a Segunda División hacían inviable su continuidad. Con la amenaza del ERE planeando durante todo el verano sobre la entidad coruñesa, club y jugador terminaron con la vinculación contractual.

Celso fue jugador del Deportivo en dos etapas bien diferentes. El centrocampista llegó con el equipo en Primera División y ahí permaneció durante cuatro temporadas en las que logró quince goles. Tras el descenso se marchó al fútbol turco. El curso pasado se anunciaba su regreso al Dépor dos temporadas y media después. Su llegada produjo un importante impacto en la categoría y el equipo pero el rendimiento colectivo e individual estuvo muy lejos del esperado.

A sus 33 años, Celso Borges volvió a su país para jugar en la Liga Deportiva Alajuelense, equipo que ocupa actualmente la segunda posición en la tabla clasificatoria.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.