fbpx

Claudio Beauvue: “Cuando me quita no me gusta. Te enfadas, pero luego baja la presión”

0

Claudio Beauvue ha sido el protagonista de nuestras entrevistas de RiazorTV esta semana. El delantero del Deportivo hizo autocrítica a nivel personal, reconoció la ilusión que le hace jugar con Rolan y se refirió al papel que tiene en el vestuario Celso Borges. Para el futbolista guadalupeño, “en esta categoría, y ahora en el fútbol moderno, todos los equipos juegan. Que nadie se equivoque y piense que estamos en Segunda B y va a ser muy fácil jugar y ganar los partidos“, señaló.

En referencia al último partido en Guijuelo, Claudio habló de la hierba artificial, pero apuntó que no debe ser una disculpa: “El campo estaba bastante mal. No era un césped nuevo y moderno como el que estamos acostumbrados. Pero esto no es una excusa. Yo he jugado en Copa de Francia y te encuentras campos así. ¿Y de dónde salimos? Salimos de esto. Yo no tenía hierba en los campos de Guadalupe. Y supongo que algunos aquí también jugaban en campos así. No hay excusas, somos profesionales. Ellos están acostumbrados y juegan muy bien en casa. He hablado con los entrenadores del Guijuelo, que habían venido alguna vez a A Madroa y me decían que les cuesta fuera pero que en casa se les da muy bien. Hemos intentado hacer un buen partido, no nos ha salido cómo queríamos. Pero hemos empatado contra un equipo que ha perdido muy pocos partidos. Somos el Dépor. Claro que yo quería meter dos goles aquí. Pero tenemos que tener en cuenta que hay equipos que tienen sus cosas. Hemos cogido un punto y este finde vamos a por los tres”, apuntó.

El cambio vs Guijuelo

En Guijuelo, Beauvue fue sustituido a los 41 minutos. Fernando Vázquez apostó por dar entrada a Álex Bergantiños y pasar a defensa de 5. Así lo valoró el propio Claudio: “Es un cambio del míster, ya está. Él eligió así y ya está. No hay que lamentarse mucho. Si me pasa muchas veces sí que iré a hablar con él. Pero ha tomado esta decisión y hay que respetarla. Hay que estar con los compañeros, cuando pasa esto, cuando meto goles y cuando no los meto. Cuando me quita no me gusta. Te enfadas pero luego baja la presión, me duché y me fui con mis colegas a la grada, a animar“.

¿Qué se dice a sí mismo en ese momento Beauvue? “Pues ‘qué puta mierda’. Y ya está. Y luego a trabajar. Estoy fastidiado. Yo por un pase o lo que sea en el partido… En el partido no lo piensas, pero después haces el análisis personal y colectivo y no estás feliz“.

En esa línea, Claudio se mostró autocrítico. “Tú lo notas en mi cara. Ya notas que pasa algo. Hay quien piensa que hacemos el paripé (ríe)… Bueno, no vamos a entrar en esto. Pero qué voy a decir, ¿que soy feliz? Pues sí porque tengo dos hijos preciosos que me alegran cada mañana y agradezco al Señor que están bien de salud. Pero, además de esto, mi vida es el fútbol y cuando no me gusta ya lo vas a notar. Y lo que voy a hacer es trabajar más. No hay otra. Yo tengo este estado de ánimo pero estoy bien. Hay gente que no puede abrir sus bares, un saludo para ellos. Pero en mi trabajo me gusta ver a mi equipo feliz. No soy yo solo, es el equipo. Notar que está orgulloso. Y tenemos que mejorar, meter goles y hacer más acciones. Es lo que nos está faltando. Pero no es nada grave, estamos ahí y tenemos tiempo. No hay que pensar en el anterior partido. El domingo viene el Racing de Ferrol y tenemos que ganar sí o sí”

Sequía goleadora y presión

Preguntado sobre si se imaginaba otro inicio de liga, Claudio se sinceró: “Claro que sí, no voy a decir otra cosa. Pero estamos ahí, tenemos los puntos que tenemos, que no están mal. Poco a poco iremos mejorando. Espero, como mucha gente, que desde este domingo empezamos a coger forma de equipo más alegre y a hacer cosas que gustan a todos. Pero no hay que olvidar que el objetivo está el año que viene, en las fases más importantes de la temporada“.

Así mismo, el ariete no ocultó que “se nota la presión. Los aficionados del Dépor son muchos y están en todas las partes del mundo. La presión la tenemos ya cuando vamos a entrenar llevando esta camiseta. Queremos hacerlo lo mejor posible. Primero para nosotros, porque somos los primeros a los que vais a juzgar, y también para nuestra gente, que son muy importantes para nosotros. Queremos tener una buena cara cada domingo para que estén felices y orgullosos de nosotros, por supuesto”.

La relación con Diego Rolan

Beauvue también habló sobre Diego Rolan. “Está muy bien. Me hace mucha ilusión coincidir con él por fin en un equipo. Sabía que estaba en el Dépor pero se fue varias temporadas fuera. Está bien, después de hacer sus papeles por fin está tranquilo, con su familia, y empezando a trabajar duro para ponerse en forma. Tengo ganas de jugar con él. Tenemos el mismo fútbol, hablamos francés, somos parecidos en la forma de ser y ver la vida. En el campo se nota que hay algo”.

Fuera del campo, comparten mate. “Con Rolan y también con Nacho. Desde que llegué a España, en el Celta me encontré con Cabral, Tucu Hernández, Fabián (Orellana), Facundo (Roncaglia)… Yo estaba en el gimnasio porque estaba entrenando y ellos me decían: ‘Negro, estás fuerte ya, vente con nosotros a compartir’. Es primero un sabor amargo, que no te gusta. Pero poco a poco, todos los días. Estábamos ahí el grupo sudamericano con el negro del Caribe y ahí como un boludo a tomar mate todos los días. Y desde 2016 tomo mate”

Borges y el buen rollo del vestuario

¿Qué supone Celso Borges en el vestuario? Beauvue lo tiene claro: “Yo le llamo el profesor. Él es el grande del grupo. El mayor. Si necesitas algo él intenta ayudar. Es un encanto de compañero. Como jugador ya sabemos cómo es. Nos hace bastante felices tenerlo con nosotros en el grupo. Es un cacho de pan“.

En esa línea, Beauvue destacó el buen rollo del vestuario. “De entre todos los equipos en los que he estado, esta es la segunda vez que he estado en un grupo así. Fíjate, hace media hora estaban charlando por el móvil en el grupo. Es así cada día, para que veáis el ambiente que hay. Están Héctor y Borja siempre poniendo mensajes en el grupo“. Y añadió una anécdota: “Este lunes de hecho hicimos un pequeño reto en el campo y yo y Diego perdimos. Entonces tuvimos que invitar a tortillas nuestros compañeros en ese entrenamiento“.

La entrevista con Claudio Beauvue, disponible en Patreon

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.