Con un ojo en Granada y el otro en Riazor

0

La victoria del Málaga ayer ante el Zaragoza por tres goles a uno convierte la jornada 40 en un fin de semana absolutamente vital para el Deportivo. El conjunto blanquiazul tiene por delante tres encuentros para intentar superar a un Cádiz que se ha convertido en el único rival al que poder arrebatarle el puesto en el playoff. Por esta razón, el cuadro deportivista jugará dos partidos este fin de semana: el primero de ellos este domingo con el Granada – Cádiz y el segundo el próximo lunes en Riazor con el Deportivo – Mallorca.

El hecho de tener el golaverage perdido con el conjunto amarillo, obliga al Dépor a ganar los tres partidos que restan y esperar un pinchazo cadista. El encuentro más complicado para los de Álvaro Cervera es el que se disputa este fin de semana en Los Cármenes delante de un Granada que puede certificar de manera matemática su ascenso a la máxima categoría.

Con Albacete, Málaga y Mallorca con sus plazas prácticamente aseguradas para el playoff, Dépor y Cádiz se juegan la sexta sin olvidar a un Oviedo que inicia la jornada a un punto del conjunto herculino. Llega la hora de la verdad y al conjunto de Martí tan solo le vale el triunfo este próximo lunes. Todos los futbolistas que han desfilado esta semana por la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de Abegondo han recalcado la idea de ganar los tres partidos y esperar algún tropiezo de su rival.

Sin embargo el Dépor luchará contra los números y sus propias sensaciones en casa. El equipo vive uno de los peores momentos de los últimos años y encadena cuatro meses sin conocer la victoria en su propio feudo. De hecho, a lo largo de todo el año 2019 solo fue capaz de lograr un triunfo ante su público, el pasado 20 de enero cuando superó al Albacete por dos goles a cero.

Es cierto que el pesimismo se ha instalado en la parroquia blanquaizul que trata de agarrarse a las matemáticas y al empuje de un equipo que se ha venido abajo en los últimos meses. A pesar de ello, las victorias en Soria y Zaragoza dieron algo de aire para intentar creer en la remontada. El Mallorca medirá la capacidad de un grupo que trata de sobreponerse a una situación más que delicada.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.