Un día más con vida

0

El Deportivo logró agarrarse al playoff cuando ya no le quedaba oxígeno. Carlos Fernández le dio el triunfo ante el Mallorca (1-0) en el último segundo desde los once metros, permitiendo igualar a puntos con el Cádiz. El encuentro fue un resumen de la segunda vuelta; muchos nervios, mucho miedo y todavía más imprecisiones. Dani Giménez mantuvo al equipo en el partido y ese tanto mantiene vivo el sueño. Al menos una semana más.

  • Cada uno a lo suyo. El Mallorca saltó a Riazor siendo consciente de que un punto le daba el billete matemático para el playoff. No lo disimuló ni por un instante. Bien plantado atrás, sin prisa, se dedicaba a contragolpear cuando el Dépor se lo permitía, que no fueron pocas veces. A los de Martí les costaba maniobrar con pocos espacios, más con la increíble falta de precisión de la mayoría de sus jugadores, y sólo se acercaban con centros laterales, bien defendidos por Valjent y Raíllo.
  • Sin pólvora. Hace semanas que los blanquiazules vienen acusando su falta de acierto. Ante los baleares no fue diferente. Les costó encontrar el camino a la meta de Reina, pero lo hicieron en un par de ocasiones. Aunque también debe hacer reflexionar que el que tuviera las ocasiones más claras fuese Bóveda. El lateral se encontró dos veces con el meta rival, una en un cabezazo y la otra en la mejor jugada colectiva, con una asistencia fantasma de Carlos que lo dejó sólo en el área. Su disparo, muy centrado, no fue problema para el portero.
  • Las prisas. El guion no varió en la segunda parte, aunque la impaciencia comenzó a hacer mella en el Dépor. Primero para impedir tomar buenas decisiones en el último tercio de campo, pero también en el otro extremo, donde el Mallorca empezó a llegar con peligro. Dani Giménez tuvo que agigantarse para detener los intentos de Budimir y Abdón, que no fueron capaces de aprovechar la autopista que cada vez tenía menos peajes para Lago Junior.
  • ¡Aún respira!. Consumido por los miedos, sin ser capaz de dar un pase que rompiera líneas y prácticamente sin colgar un balón al área. Así vio el Dépor cómo se le escapaba toda razón lógica para seguir creyendo en el playoff. El Mallorca tuvo varias para sentenciar a la contra, pero perdonó y lo acabó pagando. Nahuel apareció por primera vez en cuatro meses para sumar algo positivo y provocó el penalti que permitió a Carlos Fernández hacerle el boca a boca a un equipo que se encontró en el 95 el derecho de seguir peleando.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Dani Giménez; Bóveda, Domingos, Marí, Saúl; Cartabia, Bergantiños (Vicente, min.74), Expósito, Valle (Santos, min.71); Quique (Nahuel, min.82), Carlos.

RCD Mallorca: Reina; Sastre, Valjent, Raíllo, Estupiñan; Aridai (Abdon, min.56), Pedraza (Baba, min.80), Sevilla, Dani Rodríguez; Budimir (Álex López, min.74), Lago Junior .

Goles: 1-0, min.95: Carlos, de penalti.

Árbitro: Gorostegui Fernández, colegio vasco. Amonestó a Cartabia, Domingos, Marí y Expósito en el Dépor y a Raíllo y Álex López en el Mallorca.

Incidencias: Estadio de Riazor, 13.585. Partido correspondiente a la jornada 40 de Segunda División. Antes del encuentro hubo saque de honor de Tere Abelleira y  Ainhoa Danís, capitanas de los equipos femeninos. Y en el descanso se homenajeó al Deportivo Femeino por su ascenso a la Liga Iberdrola.

Sobre el Autor