Por algo hay que empezar

0

Por fin, el Deportivo se reencontró con la victoria ante el Numancia (1-2) en un encuentro que tuvo como más destacado eso. La victoria. Porque el cuadro coruñés salió vencedor de Los Pajaritos gracias a un inicio fulgurante con dos goles en diez minutos, pero que lejos de aprovecharlo para intentar recuperar confianza, se dejó llevar por el miedo de no perder lo que hacía tanto que no ganaba. La expulsión de Somma hizo temer lo peor, pero finalmente resistió con la colaboración de un equipo soriano que demostró el porqué de su posición en la clasificación.

  • A por todas. Martí sigue buscando y realizó otros tres cambios en el once inicial, además de la entrada obligada de Somma. El técnico decidió poner toda la carne en el asador desde el principio, con un 4-4-2 que amenazaba con poder romperse por arriba por las piezas elegidas por las bandas: Cartabia y Borja Valle. Arriba volvía Carlos Fernández, cuya presencia por sí sola ya da sensación de que puede pasar algo cada vez que una pelota se acerca al área.
  • De cara. Esa valentía premió a los blanquiazules, que marcaron dos goles antes siquiera de tener tiempo a mostrar cuál era el plan. El secreto, encontrarse a un rival todavía más deprimido. Se vio en el primer gol, con Borja Valle recorriendo los últimos 40 metros sin oposición y dejando atrás a los cuatro zagueros sorianos gracias a una pared con Quique, y también en el segundo, con Somma rematando a placer un córner lanzado por Cartabia. Poco juego se vió a partir de ahí, con el Dépor volviendo a su versión imprecisa a pesar de las numerosas contras permitidas por los locales. Ni una asociación en el centro del campo, ni una buena decisión en tres cuartos.
  • Como pisando huevos. Ya durante gran parte de la primera, pero sobre todo en la segunda, el Dépor siguió atenazado a pesar del resultado. La sensación era que todos los jugadores blanquiazules iban con miedo a fallar. Querían asegurar tanto que apenas lograban montar contragolpes. Inseguridad plena con Carlos Fernández como único faro. El sevillano, lejos de su mejor forma, dio un clinic de generar juego de espaldas que una y otra vez desaprovecharon todos sus compañeros.
  • Ni un partido sin desgracias. Incluso en los mejores momentos del curso, el conjunto coruñés nunca escapó de la fatalidad. Generalmente provocada por los árbitros y ya más recientemente por sus propios errores. El sinsentido de los colegiados regresó en Los Pajaritos, con Milla Alvéndiz mostrándole la segunda amarilla a Somma por un salto con el brazo en el área local. 15 minutos de sufrimiento que, gracias a un paradón de Dani Giménez, sólo fueron cuatro. Pero qué cuatro. Guillermo marcó en el 90 adelantándose en un balón frontal a Domingos y los fantasmas  se aparecieron todos de golpe, aunque esta vez no llegaron a cazar a los blanquiazules.

FICHA TÉCNICA

CD Numancia: Campos; Markel, Atienza, Escassi, Ganea; Diamanka, Ledes, Villalba (Viguera, min.75); Yeboah (Guillermo, min.59), David Rodríguez, Higinio.

RC Deportivo: Dani Giménez; Bóveda, Domingos, Somma, Caballo; Cartabia (Íñigo López, min.71), Bergantiños, Expósito, Valle (Pedro, min.70); Quique, Carlos (Vicente, min.78).

Goles: 0-1, min.3: Borja Valle. 0-2, min.9: Somma. 1-2: Guillermo, min.90.

Árbitro: Milla Alvéndiz, colegio andaluz. Expulsó a Somma por doble amarilla y a monestó a Valle y Expósito en el Dépor y a Higinio y Atienza en el Numancia.

Incidencias: Estadio de Los Pajaritos. Partido correspondiente a la jornada 36 de Segunda División.

loading...

Sobre el Autor