Gaseosa

0

Media hora. Eso fue lo que duró la reacción del Deportivo tras el cambio de entrenador. Porque el equipo blanquiazul se adelantó en el marcador y apuntaba maneras hasta que Osasuna realizó un par de ajustes y aprovechó otros dos errores visitantes (2-1). A partir de ahí, la nada. Los deportivistas no fueron capaces de tirar a puerta en una hora viéndose en desventaja, dejando patente que había muchos más problemas que la dirección desde el banquillo.

  • Tirando de clásicos. Era una incógnita el primer once de la era Martí. Incluso la distribución de la pizarra. El mallorquín tiró de clásico para su estreno con un 4-4-2. Mosquera y Bergantiños como pivotes posicionales y dos puntas de manual: Christian Santos como señuelo y referencia, Quique González con libertad para aprovechar los espacios que dejase el venezolano. La única licencia que se concedió fue una cierta asimetría en la izquierda, con Expósito actuando como falso extremo izquierdo que nunca ocupaba la banda. Tampoco le salió demasiado bien lo de crear superioridad por dentro, entrando muy poco en juego.
  • Hay cosas que no cambian. El Dépor empezó bien, con esa energía que suelen dar los cambios en el banquillo y haciendo daño con un par de ideas bien ejecutadas. El triángulo Quique – Pedro – Bergantiños generó muchos problemas a una zaga rojilla en la que Aridane quedó expuesto en más de una ocasión. Como siempre, el pucelano adelantó al conjunto blanquiazul, que estaba realizando un gran partido hasta que, como siempre últimamente, sus centrales la pifiaron. En el bajón individual de cada futbolista nada tienen que ver las órdenes desde el banquillo. Domingos, zarandeado hace una semana por Aitor Ruibal, se comió el primer desmarque que Rubén García le tiró al espacio. Gol tras una carrera de 50 metros. En otro balón largo, Pablo Marí no supo medir y le concedió una falta en la frontal a un sospechoso habitual como el propio Rubén. Gol por la escuadra.
  • Tan cerca y tan lejos. El segundo tiempo fue el fiel reflejo de la impotencia que lleva sufriendo el conjunto coruñés desde hace mes y medio. Se vio en El Sadar una galaxia de distancia entre un equipo pleno de confianza, que se siente intocable y no tiene que crear 10 ocasiones para controlar los partidos, y otro que ni siquiera supo tirar a portería cuando estaba sólo a un gol del empate. Martí movió el árbol, retiró un mediocentro para sacar a Nahuel, cambió delantero por delantero… y no tuvo una mínima respuesta. Como muestra, el botón de los coruñeses acabando el partido en su propio campo.

FICHA TÉCNICA

CA Osasuna: Rubén; Vidal, Unai, Aridane, Clerc; Barja (Perea, min.65), Oier, Torres, Ibáñez (Lillo, min.87); Juan Villar (Brandon, min.65), Rubén García.
RC Deportivo: Dani Giménez; Bóveda, Domingos, Marí, Caballo; Expósito, Mosquera, Bergantiños (Nahuel, min.70), Pedro Sánchez (Moreno, min.82); Quique González, Christian Santos (Valle, min.60).

Goles: 0-1, min.10: Quique. 1-1, min.14: Rubén García. 2-1, min.31: Rubén García.

Árbitro: Figueroa Vázquez, colegio andaluz. Amonestó a Marí, Santos y Domingos en el Dépor y a Rubén García en Osasuna.

Incidencias: Estadio de El Sadar. Partido correspondiente a la jornada 34 de Segunda División.

Sobre el Autor