Cuestión de centímetros

214

El fútbol, como cualquier deporte, suele decidirse por centímetros. Pequeñas diferencias como las que llevan a un asistente a señalar fuera de juego en una ocasión y no hacerlo una hora después en la misma situación, o las que llevaron a Pepe Mel a apostar por Albentosa en lugar de Schär, posiblemente pensando en el balón parado del Girona. Todo decisivo en la derrota de un Dépor que posiblemente no mereciese tal castigo, pero que sigue sin arrancar.

No salió bien nada bien el conjunto coruñés, al que todavía queda por reconocérsele un plan de juego a la hora de atacar. El técnico apostó por la continuidad en el sistema y también en los jugadores que le salvaron hace una semanas. Volvía Lucas y se mantenía Cartabia a pesar sus molestias. No se sabe si por realidad o porque han salido a la luz sus problemas físicos, pero lo cierto es que el argentino no estuvo ante el Girona.

Y mientras tanto, los problemas en el centro del campo continúan. Ni Borges, ni Guilherme son capaces de iniciar el juego con soltura y Valverde sigue perdido en la banda. Mel se empeña en hacer el símil con jugadores como Koke y Soler. Pero, al menos de momento, ni el uruguayo es ninguno de ellos ni el Dépor es el Atlético o el Valencia. El mediocentro participa poco y mal, se le ve confundido y al mismo tiempo el equipo no parece saber muy bien qué hacer con ese costado izquierdo, en el que llegó a aparecer Sidnei tirando un desmarque entre el lateral y el central.

El Dépor sufrió poco en defensa, pero porque el conjunto catalán no vino a imponer su voluntad a A Coruña. Le bastó con esperar. Con un dibujo que de momento pocos técnicos consiguen descifrar, los tres centrales y los pivotes de Machín cerraron bien todos los caminos a Lucas Pérez sin importarle que el conjunto blanquiazul amasara la pelota sin saber qué hacer.

Fue entonces cuando Gil Manzano decidió robarle el show a los jugadores. No vio un claro penalti de Bernardo a Lucas Pérez en un área y sí un agarrón de Albentosa a Kayode en el otro. Puede que riguroso, pero el central valenciano compra un boleto de lotería cada vez que un atacante se le acerca en el área y es normal que en alguna se lleve el premio.

Apretó un poco más el Dépor tras el gol, pero la buena vista del asistente dejó sin validez dos goles locales en dos minutos. Primero Borges y luego Valverde lograron batir a Bono, pero ambos estaban en posición ligeramente adelantada tras una dejada de Albentosa y un disparo de Juanfran, respectivamente.

El árbitro extremeño se quedó con ganas de más y tras el descanso volvió a ponerse bajo los focos, eso sí, con Lucas Pérez como actor secundario. El coruñés se dejó caer en el área tras un simple forcejeo con Ramalho y Manzano, seguramente consciente de sus pifias anteriores, compensó señalando penalti. El propio Lucas se encargó de igualar la balanza.

Mel decidió entonces ir a por el partido. Equilibró al equipo dando entrada a Adrián por Valverde y el asturiano a punto estuvo de regalar otra obra de arte nada más salir al césped. Pinchó un centro pasado de Juanfran al segundo palo y al mismo tiempo le hizo un sombrero al defensa, pero su remate, cuando ya estaba desequilibrado, fue muy flojo y a las manos de Bono.

Pero el gran problema para el Dépor es que sigue siendo incapaz de mantener la consistencia defensiva. Cualquier equipo le crea problemas sin necesidad de intentarlo demasiado. Sin complicarse. Un balón frontal al área, una dejada de Kayode y un gol de Portu, que, por lo menos, estaba tan adelantado como Valverde en la primera parte. Los de Mel ya no tuvieron respuesta y estuvo más cerca de llegar el tercero del Girona que el empate.

FICHA TÉCNICA:

RC Deportivo: Francis; Juanfran, Albentosa, Sidnei, Luisinho; Guilherme, Borges; Cartabia (Bakkali, min.76), Çolak (Andone, min.71), Valverde (Adrián, min.64); Lucas Pérez.

Girona FC: Bono; Maffeo, Ramalho, Bernardo, Juanpe, Aday (Mojica, min.79); Pere Pons (Granell, min.59), Aleix García, Borja García (Douglas Luiz, min.59); Portu y Kayode.

Goles: 0-1: Aday, de penalti. min.25. 1-1: Lucas Pérez, de penalti. min.51. 1-2: Portu, min.71.

Árbitro: Gil Manzano. Amonestó con tarjeta amarilla a Albentosa, Cartabia y Guilherme en el Dépor y a Pere Pons, Ramalho, Granell, Aday y Mojica en el Girona.

Incidencias: Estadio de Riazor. Partido correspondiente a la 9ª jornada de Liga.

Sobre el Autor