Dani Giménez explica su compleja lesión de pubis

0

Hace tiempo que el estado físico de Dani Giménez es una de las grandes preocupaciones de la afición del Deportivo. El portero apenas está pudiendo entrenarse con el equipo durante la semana y en los partidos tiene que sufrir el dolor que le produce una lesión de la que mejora poco a poco. Hoy ha querido tranquilizar a todos explicando esta compleja dolencia en el pubis.

El veterano meta desveló que todo comenzó con una pequeña molestia en la rodilla: “Una tontería. Pero a veces son lesiones que te impiden hacer algunos movimientos y dada la situación de la temporada tampoco pudimos parar. Se fue complicando hacia aductores, el abdomen… es pubalgia, pero está todo bien. Son los síntomas de la pubalgia, pero no es el cuadro que degenera el pubis. Es descompensación, un tema del tendón y de ahí para arriba”.

Dani explicó también los problemas para sacar de puerta: “El dolor no me permitía terminar el movimiento, la acción técnica del golpeo. Era darle sin saber cómo iba a ir el balón. Pero tampoco me gusta que saque un compañero porque eso nos limita. A veces nos pilló con el central saliendo… Ahora saco con dolor, pero menos, ya puedo sacar. Y aprovecho a veces con la mano para descargar trabajo. Se trata de afrontar el trabajo diario. Son momentos duros porque entrenas con dolor, pero sabemos que es el camino. Sufrir ahora para que en dos o tres semanas ya pueda entrenar con el equipo”.

De todas formas, lo que está descartado totalmente es el quirófano: “La zona no está degenerada. No hay que preocuparse. Teníamos miedo de que pudiera estancarse la mejoría, pero sigo mejorando. Un portero tiene la suerte de poder gestionar esos esfuerzos, no es como otro jugador que machaca la zona. Haciendo trabajo de fuerza, compensatorio y luego portería dos o tres días, vas tirando. Sufro algo más en los golpeos, pero creemos que en dos o tres semanas el dolor cesará. Seguiré haciendo trabajo, pero se recuperará todo“.

La lesión de Somma y posibles recambios

Como capitán, quiso mandarle ánimos a Somma y lamentó su lesión en un buen momento como el que atravesaba, haciendo además de mentor para los jóvenes: “Es una pena por todo lo que ha sufrido. Estaba recuperando un gran nivel. Rápido, fuerte… es un gran jugador para la categoría y se estaba convirtiendo en esa referencia para dos jóvenes como Mujaid y Montero. Es un palo la lesión del que tenía que ser el jefe de la defensa“. Elogió a los dos centrales más novatos: “Sobre todo hay que frenarlos, ese ímpetu hay que saber manejarlo. Pero son trabajadores y están aprendiendo, mejorando. Posicionalmente están a años luz de cómo estaban a principios de temporada”.

Entiende las dificultades del mercado, pero él apostaría por alguien con experiencia: “Si vamos a fichar algo, creo que sí. Debería ser alguien que aporte veteranía. La necesitamos en esa línea. No sé cómo lo están llevando, porque las opciones, estando fuera de mercado… creo que no será fácil traer a alguien con esa capacidad de liderazgo, pero ojalá haya suerte y podamos traer una pieza clave que ayude a seguir creciendo a los jóvenes“.

La reacción del Deportivo y el calendario

Pese a su larga carrera, Dani Giménez reconoce que nunca había vivido algo como lo que está ocurriendo este año en el Dépor: “He estado en momentos malos con grandes equipos, pero nunca con esta resurrección, si se le puede llamar así. Es una montaña rusa de sensaciones, de resultados… las sensaciones de los jugadores han cambiado por completo”.

Cree que la clave ha sido hacer de la defensa la característica principal del equipo: “Ahora tenemos una identidad. En la primera vuelta hubo momentos que no jugamos mal, pero es cierto que veías dos partidos del Dépor y no veías identidad. Había dudas, perdíamos y no encontrábamos ese sistema o estilo al que aferrarse, saliera bien o mal. Ahora además tenemos el apoyo de los resultados y te lo vas creyendo. Se nota en los jugadores, en los comentarios de ya llegará nuestra oportunidad. El equipo defiende junto, antes jugábamos muy largo, no presionábamos bien. Nos están tirando, a veces quizá defendemos demasiado bajo, pero no cometemos tantos errores y estamos trabajando porque hay potencial”.

Sabe que no será fácil enfrentarse al Zaragoza, pero el meta no teme ni al equipo maño ni a nadie ahora mismo: “Antes, cualquier equipo parecía que nos iba a pasar por encima. Ahora es todo lo contrario. Tenemos que hacer nuestro juego, ser sólidos. Ahora las características de los rivales nos influyen menos. Tenemos nuestro estilo y lo importante es estar fuertes dentro del área. Evitar disparos. Zaragoza, Almería… tienen buenos jugadores, dominan los partidos. Pero nosotros ya hemos demostrado que podemos ganar sin dominar“.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.