Del hat-trick de Lucas a las lágrimas de Fabricio

58

La jornada de Champions League del pasado martes dejó sensaciones totalmente opuestas para dos ex jugadores del RC Deportivo. Así, mientras que Lucas Pérez hizo historia anotando un hat-trick en la victoria del Arsenal ante el Basilea, el guardameta Fabricio Agosto tuvo que recoger el balón del fondo de sus redes hasta en seis ocasiones en la dolorosa derrota del Besiktas en Kiev.

Con sus tres goles de anoche, el gallego Lucas Pérez se convirtió en el primer jugador español en firmar un triplete en su primer partido como titular en la Champions League. Además, al anotar sus dos primeras dianas cuando apenas se había sobrepasado el cuarto de hora de encuentro, el ex deportivista logró también el doblete más rápido de un español en la máxima competición europea. Con esta victoria, el Arsenal se clasificó para los octavos de final como líder de su grupo, por delante del PSG.

De esta forma, las redes sociales se coparon rápidamente de felicitaciones a Lucas. Entre ellas, no faltaron los mensajes de dos antiguos compañeros del delantero en su etapa en A Coruña: Luis Alberto y Alejandro Arribas. El ahora jugador de la Lazio compartió una foto que mostraba la hazaña de su socio ‘Pishita’. Arribas, por su parte, publicó una imagen de la pasada temporada acompañada de un mensaje de felicitación. “Disfrutando de la Liga de Campeones y de los goles de mi amigo Lucas Pérez ¡Qué grande eres!”, comentó el central blanquiazul.

 

Las lágrimas de Fabricio, imagen de un sueño roto

Foto: GettyImages

Foto: GettyImages

Absolutamente distinta fue la amarga noche que vivió Fabricio Agosto, guardameta del Dépor en dos etapas diferentes a lo largo de los últimos años. Su equipo, el Besiktas, visitaba al ya eliminado Dinamo de Kiev dependiendo de sí mismo para clasificarse para la siguiente ronda. Sin embargo, el duelo comenzó a torcerse demasiado pronto para el equipo turco.

En el minuto 9, los locales ya iban por delante en el marcador y en el 29 Andreas Beck veía la tarjeta roja al cometer un penalti que desembocaría en el 2-0. Antes del descanso, otros dos goles del equipo ucraniano destrozarían por completo el sueño europeo del Besiktas. Tras encajar el cuarto tanto, producto de un grave error de su defensa, Fabricio no pudo contener las lágrimas y rompió a llorar sobre el césped del Olímpico de Kiev.

En la segunda parte el panorama no hizo más que empeorar para un Besiktas que se quedó con nueve y recibió otras dos dianas en contra. Con todo, los turcos han finalizado terceros de su grupo y podrán continuar su aventura continental en la Europa League.

Sobre el Autor

Deportista y deportivista desde 1992. Gallego residente en Madrid. Comunicador audiovisual y periodista deportivo. @miguelspdx