El Deportivo, un adelantado al mercado “más estancado de la historia”

0

A nadie se le escapa que la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 desembocará en otra crisis económica cuyos efectos todavía están por ver. El fútbol no podrá escapar a ella e incluso salvando lo que resta de temporada a puerta cerrada y minimizando pérdidas, los clubs ya se hacen a la idea de que para la campaña 2020-21 tendrán que apretarse el cinturón. Esto provocará, entre otras cosas, que todos los equipos se cuiden mucho a la hora de configurar sus plantillas y el propio Fernando Vidal aseguró que espera “el mercado más estancado de la historia. Pocos movimientos, una versión conservadora. Veo complicado que haya traspasos en LaLiga Smartbank con la que viene encima”.

La buena noticia para el Deportivo es que puede salir beneficiado de este río revuelto al haberse adelantado a toda la paralización que ha traído la pandemia. Obviamente sin conocimiento de la misma y empujado por las urgencias de salir del descenso, el club blanquiazul se reforzó de forma importante en enero y, lo que es más importante, lo hizo con la mirada puesta no sólo en el futuro inmediato, sino también en el medio plazo.

Sabin Merino, Claudio Beauvue, Uche Agbo y Keko Gontán, cuatro de los fichajes de invierno, tienen contrato más allá de esta temporada (siempre y cuando el Dépor logre la permanencia). Se trata de cuatro jugadores que, independientemente del rendimiento que hayan dado hasta ahora, llegaron de equipos de Primera o, en el caso de Keko, con experiencia reciente en la misma. Futbolistas que serían inaccesibles en la próxima ventaja de fichajes, no sólo para el conjunto herculino, sino prácticamente para ningún otro club de Segunda.

Un bloque de garantías

Además de los recién llegados, y pese a que buena parte de la plantilla termina contrato, el Deportivo puede estar tranquilo al tener atado un bloque de garantías. Futbolistas como Dani Giménez, Salva Ruiz o Shibasaki seguirán, a lo que hay que unir al ya consolidado Mujaid.

El sueño de Fede Cartabia

A pesar de la ampliación de capital y la entrada de Abanca, esta crisis no le permitirá al Dépor moverse demasiado para ponerle la guinda al proyecto. Pero sí tiene la posibilidad de cumplir un sueño de muchos deportivistas y del propio jugador: traer de vuelta a Fede Cartabia. El argentino también tiene contrato y ya ha asegurado que quiere vestir de nuevo la blanquiazul, pero el Al Ahli cuenta con una opción de compra para quedarse al argentino.

Quien puede abrirle la puerta definitivamente es Diego Rolan. Si FC Juárez ejecuta su opción para quedarse al uruguayo en propiedad, el regreso de Fede estaría más cerca, tanto porque le permitiría ingresar al Dépor como por quitarse de encima el salario del delantero.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.