El Dépor ya no tiene motor coruñés

189

Desde la temporada 2010/11, no sucedía que entre los jugadores más utilizados de la plantilla del Deportivo no aparecía un director de juego coruñés. Entonces, el conjunto dirigido por Miguel Ángel Lotina descendió a Segunda División con Rubén Pérez, Juan Rodríguez y Antonio Tomás repartiéndose los minutos de la medular. En la actualidad, la buena sintonía sobre el césped que ofrece la pareja compuesta por Celso Borges y Guilherme Dos Santos, ha desplazado a Pedro Mosquera y Álex Bergantiños de la lucha por la titularidad.

Cuando José Luis Oltra tomó la dirección de la nave herculina en Segunda División, en verano de 2011, otorgó el timón a dos jugadores de la casa para asaltar el ascenso a Primera. Álex Bergantiños (3589 minutos disputados) y un jovencísimo Juan Domínguez (2607 minutos) escudaban en el centro del campo a Juan Carlos Valerón, que ponía la magia. La fórmula resultó y el Dépor alcanzó el objetivo de temporada alcanzando el récord de puntos de la categoría, aunando poder ofensivo y buen juego.

En la 2012/13, la campaña de los tres entrenadores (Oltra, Domingos Paciência y Fernando Vázquez), llegaron refuerzos para tratar de alcanzar la permanencia como Abel Aguilar, André Santos y posteriormente, Paulo Assunçao. Sin embargo, un Bergantiños cada vez más sólido y Juan Domínguez siguieron teniendo protagonismo. Los resultados, por contra, no acompañaron y A Coruña tuvo que asistir a un nuevo descenso de su equipo.

Ya con el técnico de Castrofeito plenamente asentado en el banquillo, la dupla coruñesa se consolidó como dominadora absoluta del centro del campo del Deportivo acumulando entre ambos 6687 minutos en la categoría de plata. El Deportivo ascendió y el de Pontedeume recibió el galardón que le acreditaba como mejor centrocampista de la temporada 2013/14 en Segunda División.

En el mercado de fichajes llegaron Víctor Fernandez para el área técnica y en invierno lo hizo Celso Borges. La consecuencia directa, en una temporada complicada, fue que Juan Domínguez perdió su condición de titular, pero Álex mantuvo su peso en el equipo, disputó 2645 minutos y fue clave en la salvación del equipo durante las últimas jornadas de la mano de Víctor Sánchez del Amo. Ante la necesidad de reforzar la plantilla para tratar de tener una campaña tranquila, en verano llegó un tercer coruñés a la sala de máquinas, procedente del Getafe: Pedro Mosquera.

Otro coruñés a los mandos

El ‘5’ fue el jugador más utilizado por Víctor Sánchez del Amo, se convirtió en el nuevo estandarte del ‘orgullo koruño’ y fue clave en la gran primera vuelta realizada por el equipo, que aspiró durante gran parte de la misma a asaltar los puestos europeos. El bajón del equipo, durante la segunda, provocó la entrada en muchos momentos de un Álex Bergantiños que seguía teniendo protagonismo. Juan Domínguez, sin embargo, desapareció de alineaciones y convocatorias.

Esta situación provocó su salida hacia el Mallorca de Fernando Vázquez el pasado verano. La llegada de Gaizka Garitano y su falta de confianza en Álex Bergantiños (que valoró, incluso, su salida del club), unida a la irregularidad sobre el césped de Pedro Mosquera, ha provocado que el Deportivo, por primera vez en muchos años, carbure sin motor coruñés. Falta por ver si alguno de los dos goza de oportunidades para recuperar su peso en el equipo o si, por el contrario, Celso Borges y Guilherme continúan siendo dueños absolutos de la medular.

Sobre el Autor