El Deportivo concede ocasiones, pero no goles

0

El Deportivo ha aprendido a sacar provecho del sufrimiento. La racha de siete victorias consecutivas en liga ha crecido jornada a jornada manteniendo resultados cortos, nacidos desde la firmeza atrás. Esta solidez se manifiesta en que desde que Fernando Vázquez cogió los mandos del banquillo, el equipo solo ha encajado dos goles. Sin embargo, en el último mes el Deportivo es el segundo equipo que más finalizaciones concede a sus rivales.

Una estadística recogida por @StatsSegunda en Twitter deja al equipo herculino únicamente por delante del Numancia en cuanto a remates sufridos. Desde el encuentro contra el Rácing de Santander, el Dépor permite a sus oponentes terminar en cada partido 16,2 jugadas. Son el doble de oportunidades de las que soportan los mejores conjuntos de la categoría en este sentido. Pero no todos estos remates llegan a portería. En las últimas cinco jornadas, Dani Giménez solo ha tenido que atrapar 4,6 balones que enfilaban el fondo de la red.

Las cifras del Dépor pueden resultar engañosas sin el contexto de los partidos. A pesar de la estadística, la imagen que ofrece el equipo es la de encontrarse relativamente cómodo en ese sufrimiento. Y lo corrobora con el hecho de que es el segundo conjunto menos batido en las últimas cinco jornadas, solo por detrás del Zaragoza. La explicación tiene que ver con que los ataques que consiguen finalizar los rivales terminan en su mayoría en disparos lejanos. Un análisis que coincide con la crónica reposada de nuestro compañero Jorge Lema sobre el Alcorcón vs Deportivo.

El Girona, polo opuesto del Deportivo

Si el Deportivo es capaz de blindar su área al tiempo que permite al contrario chocarse una y otra vez contra su muro, en campo rival hace gala de efectividad. En la última jornada, por ejemplo, el conjunto blanquiazul dispuso únicamente de cinco remates, dos de ellos a puerta. Son de las cifras más bajas de la categoría, pero suficientes para sumar un nuevo triunfo.

En cambio, el Girona, rival del Deportivo el próximo viernes, se muestra como un polo opuesto en cuanto a generar y recibir ocasiones. Los catalanes han concedido solo 7,4 remates por partido desde la jornada 23, de los cuales 2,2 han buscado su portería. Tienen las mejores cifras de toda Segunda, aunque les han bastado 11 balones entre los tres palos para encajar 3 goles. Y en el área contraria, tomando como ejemplo el último partido, finalizaron jugada en 16 ocasiones, rematando a puerta 8 veces.

Sobre el Autor