El Deportivo no encuentra el camino hacia el gol

0

Tras dos partidos al mando del Deportivo, Clarence Seedorf todavía no ha dado con la tecla que haga reaccionar al equipo. Uno de los múltiples aspectos a mejorar es la llegada y la puntería del ataque herculino, que tras la estrepitosa derrota (5-0) sufrida en Anoeta que supuso la destitución de Cristóbal Parralo, también ha sido incapaz de marcar en las dos últimas jornadas pese a contar con 4 hombres ofensivos sobre el césped.

Ante el Betis y el Alavés, el nuevo técnico herculino decidió alinear a los mismos jugadores, a excepción de Fede Valverde, que fue baja por lesión. La parcela atacante estuvo compuesta por Bakkali, Lucas Pérez, Adrián y Andone, cuatro futbolistas muy ofensivos, especialmente los tres últimos, pudiendo jugar cualquiera de ellos en la punta como delantero centro. Pese a acumular tanto potencial en los últimos metros de campo, el Deportivo fue incapaz de hacer gol en alguno de estos dos últimos partidos. Además, tampoco consiguió poner en excesivos apuros a la zaga rival, teniendo la mayoría de ocasiones a través del balón parado.

Esto evidencia la poca claridad y efectividad del Deportivo de cara a puerta, enseñando que un buen ataque no se basa en acumular delanteros. En sus tres últimos encuentros, el cuadro blanquiazul solamente ha sido capaz de tirar tres veces entre los tres palos. Este dato provoca que sea el 19º equipo de Primera División que menos tiros realiza, lo cual supone un grave problema que, unido a la mala puntería, evita que el Dépor pueda hacer frente a los goles que encaja, siendo el conjunto más goleado de la categoría.

Una sequía goleadora sin precedentes desde 2014

En caso de que el Deportivo no sea capaz de poner punto y final a esta sequía realizadora este viernes ante el Espanyol encadenaría cuatro jornadas consecutivas sin ver puerta, algo que no sucede desde la temporada 2014-2015, el año de su regreso a Primera. El equipo, dirigido por aquel entonces por Víctor Fernández, había protagonizado un arranque muy dubitativo en cuanto a resultados, lastrado en gran medida por su fragilidad defensiva y la gran cantidad de goles encajados. Sin embargo, sus registros goleadores estaban siendo buenos hasta la llegada del mes de noviembre. El conjunto blanquiazul firmó sendos empates sin goles ante el Córdoba y la Real Sociedad, cayó derrotado ante el Atlético de Madrid por 2-0 y se vio sorprendido por el Málaga en Riazor (0-1). En total cuatro partidos sin perforar la meta rival que le situaron al borde del descenso, una racha a la que pondría fin el argentino Fariña con el tanto de la victoria ante el Elche.

El Deportivo intentará evitar igualar ese registro negativo frente al Espanyol, y para ello necesitarán reencontrarse con el gol, algo que no sucede desde que Adrián y Andone vieran puerta ante el Levante el pasado 27 de enero. En caso de lograrlo se trataría del primer paso en busca de una victoria que sería la primera de este 2018 y también de Clarence Seedorf como preparador deportivista.

Sobre el Autor