El enemigo está en casa

73

El Deportivo es el mejor visitante de toda la Segunda División, pero por ahora no ha conseguido trasladar esa efectividad a los partidos que disputa en Riazor.

Fernando Vázquez ha insistido una y otra vez en la importancia de ganar “confianza” y “seguridad” en los partidos que el Deportivo disputa en Riazor. Ha sido la consigna que el técnico ha repetido desde que la Liga comenzara hace ya ocho meses. Pero al equipo le cuesta asimilarla y llevarla a la práctica, aunque curiosamente lejos de A Coruña sí ha conseguido unos resultados mucho mejores, que han servido para que los blanquiazules se mantengan en puestos de ascenso directo a Primera División.

De 45 puntos posibles -15 partidos-, el Dépor ha sumado un total de 28 fuera de casa. Es el mejor registro de toda la Liga Adelante, incluso por encima del propio Éibar, que habiendo jugado un encuentro más que los coruñeses se queda en 25. Sin embargo, en Riazor la situación no es tan positiva, ya que hasta la fecha se han logrado 25 puntos. Hasta otros seis clubs tienen mejores números en su estadio. De esta situación es consciente Vázquez, que antes de enfrentarse al Hércules este mes reconocía que en Riazor “hemos perdido demasiados puntos. La línea para ser sólidos en casa la desconocemos”.

Hace dos temporadas, cuando el conjunto gallego militó en Segunda, le ocurría justo lo contrario. Entonces los de José Luis Oltra acabaron siendo los mejores en campo propio -sumaron 56 puntos en 21 jornadas-, pero fuera de casa al equipo le costaba arrancar y finalizó como cuarto mejor visitante -consiguió 35 puntos en 21 jornadas-.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.