El fútbol como método

104

El Deportivo buscó la victoria en Riazor contra el Cartagena a base de buen juego y trabajo. La afición fue el jugador que le faltó al equipo tras la expulsión de Ayoze. Xisco se reencontró con el gol.

El Dépor ganó. Y ganó convenciendo a su parroquia que tienen calidad técnica suficiente como para utilizar el fútbol como el mejor método para llegar a la victoria. Ayer el Deportivo fue mejor que el Cartagena con un jugador menos. Quiso el balón, supo cómo jugarlo y cómo combinar con un Juan Carlos Valerón que ejerce como la brújula de este equipo en ataque. La afición, con su fuerza desde las gradas, ayudó a que esa superioridad no se reflejase en el campo.

La expulsión de Ayoze no arrugó a los blanquiazules, que renunciaron a echarse atrás e intentaron triangular para acercarse a la portería de Manolo Reina. Poco después llegó la doble amonestación de Abraham Paz y el partido entonces se desniveló hacia el lado deportivista. Mejores en el toque, solo faltó el gol para matar el encuentro. Ese gol que llegó en la otra portería por un despiste defensivo y un disparo que choca en Colotto. El Dépor continuó con su juego, con el fútbol como método, para conseguir finalmente llevarse los tres puntos gracias a la primera diana de Xisco esta temporada. Sin embargo, no faltó -como las últimas jornadas- la pizca de sufrimiento.

UNO POR UNO:

Aranzubia: 6. Mandón. Corrigió continuamente a sus compañeros desde la posición donde mejor se ve la colocación del equipo, la portería. Quizás en su fuero interno piense que pudo hacer más en el gol.

Laure: 8. Gran partido del pegajoso marcador madrileño, que se vio recompensado con la asistencia en el tanto de la victoria. Intenso en la presión y con chispa en campo contrario.

Colotto: 7. El argentino estuvo muy serio en defensa y mostró su habitual oportunismo en las acciones de estrategia.

Zé Castro: 8. El portugués refrendó su buena actuación salvando una ocasión muy clara en el descuento del partido. Rapidísimo, con su pierna derecha evitó el disparo de Collantes. Preciso en los desplazamientos en largo.

Ayoze: 1. Expulsado en el minuto 12, el canario fue demasiado brusco a la forma de parar a los jugadores del Cartagena en el centro del campo. Parecía tener controlado el balón.

Bergantiños: 7. Alternó el centro de la defensa con el puesto de pivote, por lo que tenía que salir al cruce y arriesgar en la anticipación además de equilibrar la medular blanquiazul.

Domínguez: 8. Un paso más en su crecimiento. Es difícil que el mediocentro pierda algún balón cuando lo lleva en conducción. Despliegue físico por y para el equipo.

Bruno Gama: 6. Muy activo en banda izquierda los primeros minutos y en la banda derecha tras la expulsión de Ayoze. Le sobra un regate y eso le repercute de cara al gol.

Valerón: 7. A sus 36 años sigue demostrando que tiene fútbol de sobra para comandar este proyecto. Regates, recortes y acciones sublimes adornadas con una precisa asistencia.

Riki: 7. Trabajo y gol, que es lo que se le pide. Provocó las dos amarillas de Abraham Paz y distanció al Deportivo en el marcador con un jugador menos. Tuvo más oportunidades para marcar pero le faltó frescura en los últimos metros.

Xisco: 6. Determinante. Sustituyó a un cansado Riki y dio el gol de la victoria. Ayudó al equipo con su juego de espaldas.

Salomão: 5. No tuvo mucho tiempo para mostrar sus condiciones. El portugués apechugó en defensa.

Borja Fernández: s.c. Salió los últimos minutos para aguantar el resultado y concedió un balón de forma infantil a Collantes que a punto estuvo de costar un gol.

EL MEJOR:

Guardado: 9. Vertical, incisivo, descarado, trabajador, valiente. Andrés es la nota diferencial entre el Dépor y los demás equipos de la categoría. Además del despliegue físico en defensa –ocupó en ocasiones el lateral izquierdo-, el mexicano rozó el gol.

LAS CLAVES:

Método: buen juego. El Dépor se esforzó ayer en conseguir los tres puntos a base de buen fútbol. A pesar de estar con un jugador menos, el equipo blanquiazul trianguló en campo contrario. Valerón, Domínguez y Riki -además de los jugadores de banda- fueron fundamentales.

La compensación del árbitro. Al riojano Ocón Arráiz se le fue de las manos el partido tras la expulsión de Ayoze. Sacó amarillas casi en cualquier falta, dos de ellas muy rigurosas a Abraham Paz que compensó la también discutible roja del canario.

LO MEJOR:

Valentía. Los de Oltra no se echaron atrás a pesar de jugar con un jugador menos. Buscaron el gol e intentaron llevar la manija del partido.

Continúa la racha. Aunque no convenza a algunos, el Deportivo acumula seis victorias consecutivas y ya se sitúa a cinco puntos del tercer clasificado. Sin duda tiene la confianza de la afición.

LO PEOR:

Recomposición inicial. Tras la expulsión de Ayoze se vieron grandes lagunas en el lateral izquierdo de la defensa que intentaron subsanar entre el central y el interior izquierdos. Por esa zona y por un balón que pierde Zé Castro en el salto llega el gol visitante.

¿Inevitable sufrimiento? Marcadores cortos, jugadas peligrosas del rival… el deportivismo parece acostumbrarse a sufrir en los últimos minutos. Le cuesta al Dépor matar los partidos aunque también es verdad que no están solos sobre el césped.

*Nota informativa: Las puntuaciones numéricas de los jugadores están hechas a partir de una media entre los integrantes de Riazor.org.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.