Florin Andone y su temporada en la montaña rusa

0

El triunfo del Deportivo ante el Málaga resolvió algunas dudas y dejó muchas preguntas de cara al tramo final de Liga, una de ellas relacionada con uno de los goleadores del equipo: ¿Qué pasa con Florin Andone? El delantero rumano fue suplente por segunda semana consecutiva y su puesto en el equipo titular parece correr peligro en el nuevo sistema implantado por Clarence Seedorf, con un mediapunta como Çolak y dos delanteros, en este caso, Adrián y Lucas Pérez.

No es una dinámica sorprendente para el rumano durante esta temporada, que ha vivido a ritmo de montaña rusa entre picos y valles; de rendimiento y también de participación. Fue el elegido por Pepe Mel para empezar el campeonato como delantero titular mientras Lucas Pérez y Adrián trataban de coger la forma. Salió de inicio en las cinco primeras jornadas y marcó un tanto, aunque sólo jugó los 90 minutos en dos de ellas. En el triunfo ante el Alavés fue la primera vez que coincidió con Lucas en punta y la última en la que contó con la confianza de Mel cuando el técnico tuvo a todos sus atacantes disponibles.

Desde ese encuentro con el conjunto vasco, en septiembre, y hasta enero del nuevo año, Andone sólo fue de la partida una vez más en Liga. El 15 de octubre ante el Eibar y porque Lucas estaba tocado. Con el cambio de entrenador no le fue mejor. Cristóbal veía a su Dépor con un solo delantero y el elegido también fue el de Monelos. Le tocó ser suplente en los primeros cinco encuentros con el cordobés y en uno de ellos, en el triunfo contra Las Palmas, ni siquiera llegó a saltar al campo.

Una nueva lesión de Lucas Pérez le concedió otra oportunidad que no desaprovechó. Fue titular ante el Villarreal en el primer encuentro de este año y marcó el gol del empate. Enero fue su mes, sin duda, con tres goles en cuatro partidos y siendo capaz de convencer a Cristóbal para que apostara por el tridente que tantas dudas le causaba.

Florin Andone celebra su gol contra la Real Sociedad

Foto: Carmen Guerreiro

Llegó su pico más alto. Aunque ya sin el acierto de semanas anteriores. Andone se consolidó encadenando siete jornadas consecutivas en el once. También con la llegada de Seedorf, que no dudó en ponerlo de ejemplo por su entrega e intensidad: “Quiero 11 Andones”. Aclamado por la grada, se convirtió en un fijo para el holandés, con una única suplencia en una jornada entre semana.

Pero eso ha cambiado. Una lesión muscular durante el parón de selecciones lo hizo llegar justo de tiempo al Wanda Metropolitano y se quedó en el banquillo. La buena imagen del equipo hizo que el técnico repitiera el plan ante el Málaga. Y volvió a salir bien. Lo más preocupante para Andone quizá ya no sea sólo haber perdido su sitio en el once, sino que, además, Borja Valle lo ha adelantado en la rotación como jugador de refresco en la delantera. El berciano ha sido el elegido para dar un cambio de ritmo en estos dos encuentros y, además, en el triunfo contra el colista fue clave en el último gol.

Florin Andone acumula nueve partidos sin marcar

No está siendo una campaña fácil para Florin Andone tampoco en términos de producción. El que fuera el año pasado máximo goleador del equipo con 12 tantos, acumula a estas alturas la mitad de dianas y atraviesa una sequía importante. Suma ya nueve encuentros sin ver portería y su último gol fue a finales de enero contra el Levante. Está a sólo un partido de igualar su peor racha con el Dépor, que fue precisamente en sus primeros partidos con la camiseta blanquiazul. La temporada pasada no estrenó el casillero goleador hasta la jornada 11 contra el Granada.

Sobre el Autor