Granada y Osasuna animan una frenética última noche de mercado

152

Como ordenan los cánones, los teléfonos y los faxes echaron humo en las sedes de muchos clubs de Primera División durante la noche del 31 de agosto. Muchos trataron de cerrar sobre la bocina los acuerdos que no habían logrado culminar en todo el verano. Algunos lo consiguieron; otros, como el Deportivo, vieron cómo un fichaje que parecía atado terminó convertido en ceniza. Álvaro Vázquez abandona el Getafe y será blanquiazul, pero perico y no coruñés. A cambio, en Riazor será Joselu quien trate de recoger el testigo goleador de Lucas Pérez.

Un Granada alarmado con su pobre comienzo de curso anunció nada menos que cinco contrataciones en la recta final del plazo. El extremo israelí Omer Atzili, procedente del Beitar Jerusalén; el marroquí Mehdi Carcela, del Benfica; el defensa portugués Rúben Vezo, del Valencia; el delantero Alberto Bueno, del Porto; y el lateral zurdo Franck Tabanou, del Swansea; se pondrán de inmediato a las órdenes de Paco Jémez.

No quiso quedarse atrás Osasuna, que anunció tres nuevos fichajes en las últimas horas de mercado. Uno de ellos, el francés Emmanuel Rivière, llega del Newcastle para competir por un puesto en el ataque rojillo con Oriol Riera, cedido por el Deportivo a los navarros. Su compatriota Didier Digard tratará de dar consistencia a la medular de Enrique Martín, mientras que Javi Álamo se incorpora como comodín para las bandas.

También estuvo especialmente activo el Espanyol. Los pericos permitieron la salida de su guardameta Pau López hacia el Tottenham inglés, pero a cambio se hicieron con los servicios del gallego Diego López, ex de Villarreal, Real Madrid y AC Milan. Para la defensa y el mediocampo, Quique Sánchez Flores dispondrá de Diego Reyes, mexicano que la pasada campaña militó en la Real Sociedad. En la vanguardia contarán con Álvaro Vázquez, ex del Getafe y arrebatado al Dépor en el último instante.

El Valencia, por su parte, buscó efectivos para su defensa ante la imposibilidad de hacerse con el deportivista Sidnei. Dos centrales se han comprometido con el club ché: Eliaquim Mangala, cedido por el Manchester City; y Ezequiel Garay, comprado al Zénit de San Petersburgo. Un lavado de rostro total para el eje de la zaga del conjunto que entrena Pako Ayestarán.

Ningún otro club hizo más de un fichaje en este loco 31 de agosto. El Betis se hizo con los servicios del pivote holandés Ryan Donk, que aterriza en Sevilla cedido por el Galatasaray. También en la capital hispalense y también a préstamo jugará el talentoso Samir Nasri, que se pone a las órdenes de Jorge Sampaoli en el Sevilla al no contar para Pep Guardiola en el Manchester City.

Siguiendo por el sur, el Málaga suma competencia para su portería con la llegada del ucraniano Denys Boyko, cedido por el Besiktas. El Villarreal ha apuntalado su defensa con Álvaro González, cántabro procedente del Espanyol; mientras que el Leganés busca creatividad y desborde con Robert Ibáñez, que jugará un año con los pepineros prestado por el Valencia. El Alavés, por último, logró sellar la incorporación de Aleksandar Katai, atacante serbio que había sonado para el Dépor. Curiosamente, ni Real Madrid, ni Barcelona ni Atlético hicieron ninguna adquisición en este 31 de agosto.

Sobre el Autor