Jonás Gutiérrez sufre un nuevo revés en su carrera

0

“Nunca me voy a dar por vencido”. A sus 36 años, el exdeportivista se enfrenta a una grave lesión -rotura del tendón rotuliano– justo cuando estaba disfrutando su titularidad con Banfield. Equipo en el que también juega otro ex como es Sebastián Dubarbier.

En una extensa entrevista concedida a Infobae, el argentino se lamentó por una lesión que no permitirá frene sus últimos años de fútbol. “Es una pena. Igual yo quiero seguir jugando porque me siento bien. Es la última, pero lo voy a intentar una vez más”. Agregó que por su parte disfrutó “de jugar de titular hasta el momento de la lesión. Las cosas pasan y punto. Ahora tengo que pensar en la recuperación. En cómo sigue todo. Estoy fuerte, acompañado. Nunca me voy a dar por vencido“. No es la primera vez que se lesiona de gravedad, ya que el año pasado cuando defendía los colores de Defensa y Justicia se rompió el tendón rotuliano de la rodilla izquierda.

Jonás superó un cáncer testicular, y recuerda en esa entrevista cómo lo vivió. “No sé si me cambió la cabeza. Pero por ahí salí un poco de la vorágine en la que vivimos los futbolistas. Andamos a un ritmo muy vertiginoso y el problema es que lo tomamos como natural. Pero cuando te ponés del otro lado, como me tocó a mí, te das cuenta de que somos todos humanos. Hay momentos en los que el futbolista se cree un superhéroe. Piensa que nunca le va a pasar nada. Y al final te das cuenta de que le puede pasar a cualquiera…”.

Destacó que nunca tuvo miedo. “Yo no estaba asustado. Pero es un proceso que te cansa. Que te tira muy abajo. Por eso lo conté cuando estaba haciendo las últimas sesiones y me sentía más fuerte. Hubo semanas que no tenía fuerzas ni para recibir llamadas”.

Recordó lo que hicieron sus amigos, que se raparon todos la cabeza en señal de ánimo. “Cayeron en casa todos pelados. Primero mi vieja me vino a buscar a la habitación, porque yo estaba acostado. Y de golpe los vi a todos. Unos divinos. Son mis amigos de siempre, los del barrio“.

“Siempre lo voy a recordar. Y siempre lo voy a agradecer. Porque fue algo increíble lo que hicieron mis amigos. Ahí, en el momento, quizá no lo terminás de disfrutar porque la quimio te liquida. A veces es como que estás en otra dimensión. Es más: no tengo muchos recuerdos de esos días. No porque no quiera recordar, no porque busque borrarlos. Si no porque estás como drogado… Bah, nunca me drogué pero es como esa sensación. No estás en la realidad. Quedás como abombado. Más cuando ya tenés varias sesiones en el cuerpo”.

Ahora comienza una nueva batalla para Jonás, recuperarse de una segunda lesión grave para volver a disfrutar del fútbol. Cabe recordar que formó parte del Deportivo en la temporada 15/16, jugando un total de 15 partidos en los que sumó 394 minutos.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.