Jornada sin alegrías

64

El fin de semana apenas trajo noticias positivas para los cedidos del Deportivo. Y es que los únicos que fueron titulares —Juan Domínguez y Bicho— salieron derrotados en sus respectivos encuentros. El otro blanquiazul que dispuso de algún minuto fue Pablo Insua en la victoria del Leganés en Granada. El resto —Oriol Riera, Saúl García y Róber Suárez— tuvieron que resignarse a ver los partidos de sus equipos desde el banco y no llegaron a saltar al terreno de juego.

Nueva victoria a domicilio para el Leganés. (Granada 0-1 Leganés)

El Leganés se siente más cómodo jugando fuera que en casa y los números así lo demuestran, ya que su triunfo en el Nuevo Los Cármenes lo convierte en el mejor visitante en lo que va de campeonato. A los de Garitano les sirvió con mantener el orden y esperar algún fallo de los nazarís, algo que acabó ocurriendo a falta de un cuarto de hora para el final, cuando una rápida contra de los pepineros terminó con el balón en el fondo de las redes tras un disparo de Szymanowsky en el que Ochoa pudo hacer más por evitar el gol.

Tras dos partidos consecutivos sin jugar Pablo Insua volvió a saltar al césped, pero tan sólo para disputar los últimos diez minutos del encuentro, tiempo en el que el central contribuyó a sellar a cal y canto su portería.

A Osasuna se le escapa el triunfo en el descuento. (Osasuna 2-2 Las Palmas)

A Osasuna se le sigue resistiendo su primera victoria en su regreso a la máxima categoría del fútbol nacional, y eso que esta jornada la tuvo más cerca que nunca. A los rojillos se les puso muy de cara el partido ya que nada más arrancar se adelantaron en el marcador gracias a un tanto de penalti. Pese a verse dominados en todo momento por el cuadro canario las puertas de la victoria se abrieron de par en par para los navarros con un segundo gol logrado justo antes de irse a vestuarios. Sin embargo todo cambió tras el descanso ya que los visitantes afinaron su puntería recortando distancias al poco de la reanudación y culminando su remontada en tiempo de descuento con el tanto del empate.

Por segunda jornada consecutiva Oriol Riera se quedó sin saltar al terreno de juego.

El Lugo mete en problemas al Mallorca. (Lugo 3-1 Mallorca)

El Mallorca de Fernando Vázquez sigue sin carburar y eso empieza a crear cierto nerviosismo en la capital balear. El Ángel Carro presenció el duelo entre dos equipos que atraviesan momentos diametralmente opuestos, y el partido fue un fiel reflejo de ello. Los bermellones se adelantaron en el marcador a los seis minutos, pero el gol fue un simple espejismo. La confianza y el estado de gracia en el que está instalado el cuadro lucense hizo que diesen la vuelta al resultado en menos de media hora, para acabar por sentenciar el choque en el tramo final y alzarse así con una merecida victoria.

Juan Domínguez sigue siendo un fijo para el técnico de Castrofeito. Disputó la totalidad del encuentro pero, al igual que sucedió con el resto del equipo, no fue su mejor tarde y se vio superado por el fútbol dinámico de los lucenses.

El Girona se asoma a la zona alta. (Girona 1-0 Reus)

Por primera vez en la temporada el Girona encadena dos victorias consecutivas que le permiten escalar posiciones en la tabla y situarse en puestos de playoff. Y lo logró gracias a un trabajado y sufrido triunfo por la mínima en el derbi catalán ante el Reus, equipo revelación y que no conocía la derrota hasta esta jornada.

Saúl García presenció la victoria de su equipo desde el banco de suplentes.

El Levante sigue firme en el liderato. ( Levante 3-1 Valladolid)

El Levante sigue demostrando jornada tras jornada que su objetivo es el ascenso, y si puede ser de forma directa mejor que mejor. Su solidez como bloque le permitió no perder la calma al verse abajo en el electrónico a los cinco minutos, mantuvo la calma y, con más efectividad que juego, acabó volteando el marcador y sumando tres nuevos puntos, aunque no sin cierta dosis de incertidumbre y sufrimiento en los minutos finales.

La gran actuación llevada a cabo por Róber Súarez la pasada jornada no fue suficiente para mantenerse en el once inicial, por lo que tuvo que resignarse a ocupar una plaza en el banquillo.

Derrota con polémica en el derbi de Pasarón. (Pontevedra 1-0 Racing de Ferrol)

El Racing de Ferrol cayó derrotado, y con justicia, ante el Pontevedra en un partido que acabó decidiéndose por la mínima gracias a un dudoso penalti en la recta final. Los de Luisito, que dominaron el juego y buscaron la victoria desde el pitido inicial desperdiciaron gran cantidad de ocasiones, especialmente en el primer tiempo, ante un cuadro departamental excesivamente conformista y conservador que sólo buscó el área rival en los instantes finales.

Bicho completó los noventa minutos de partido pero su actuación fue, al igual que la del resto de sus compañeros, bastante gris.

Sobre el Autor