José Ramón sobre la gestión de la cantera: “Lo que hay es una chapuza y mal organizada”

77

El ex entrenador del Juvenil A del Deportivo, José Ramón González, evidencia hoy en una entrevista concedida al Diario AS anomalías de gran calibre en la gestión de la cantera herculina. En ella, se desmarca del rencor y se muestra firme, ya que como apunta: “Esto no lo hago como entrenador, lo hago como socio, que llevo 25 años de abonado”.

Intenté denunciar lo que ocurre desde dentro, hablando con Albert Gil (director de cantera) para una reunión general con Barcala (metodología), Devesa (director de captación)…nada. Hablé con el presidente para reunirnos y dijo ‘sí, sí, sí’…pero al final tampoco nada” comenta el de Carreira para esclarecer el porqué de estas declaraciones públicas.

Sobre las irregularidades en el funcionamiento de la cantera, José Ramón las sitúa ya desde el inicio de su regreso al club. “Cuando llegué no había ni metodología ni nada. Cogí el Juvenil, Barcala habló conmigo y le enseñé la terminología y la metodología de trabajo durante cuatro meses. Al medio año dejé de dársela, se limitaba a hacer lo que yo le daba. La utilizaba también en el Benjamín, el Alevín… Eso no se puede hacer, no es lo mismo un niño de 9 años que de 16. Fue tan ridículo que Devesa me llamó parara que usara la metodología de Barcala, ¡que era la mía! Barcala me pidió perdón, lo amenacé con decírselo al presidente y me pidió que quedase entre nosotros”. El ex técnico se muestra contundente con el responsable de metodología, ya que considera que “no sabe desarrollarla” y es algo que le “da risa”. “Lo que hay es una chapuza y mal organizada. A mí ya no me llamaban a las reuniones, creo que les daba vergüenza que estuviese allí. Hay mentira y mediocridad”.

El ex capitán del Superdepor especifica aún más los conflictos y se dirige a otra parcela del organigrama. “Me negué a muchas cosas, pero fundamentalmente a dos. Me negué a darle a ellos las alineaciones antes que a los jugadores. Querían tenerla dos días antes. Lo hice al principio, pero luego ya no. Los entrenadores también teníamos que ver partidos, hacer informes de jugadores y pasárselos a Devesa. Pasé alguno, salió a la calle y poco después el jugador tenía agente. Dejé de hacerlo; trabajo para el Dépor, no para Devesa y un representante. Los informes se tienen que quedar allí, no para ir a un agente, en singular. No quiero decir el nombre, pero la gente de dentro lo sabe de sobra”.

José Ramón es claro. “En Abegondo preocupa más el resultado que el jugador. Denuncio la mediocridad del nivel que hay en la estructura de la cantera de Abegondo”. Y además se muestra muy seguro de sus palabras. “Si el presidente cree que miento, repito esto mismo delante de quién sea, a ver si alguien tiene cojones a decir lo contrario. Que Tino me llame y nos juntamos Gil, Devesa, Barcala… todo el mundo. Pero no pasará, no van a dar la cara”.

Sobre el Autor