La artillería blanquiazul amenaza la fragilidad defensiva del Córdoba

0

El Nuevo Arcángel de Córdoba será este sábado a las 20:00 horas el escenario de la próxima parada del Deportivo en su largo viaje de regreso a Primera. El objetivo del conjunto dirigido por Natxo González no es otro que sumar en tierras andaluzas una nueva victoria a domicilio que confirme el buen arranque de temporada que están llevando a cabo los blanquiazules, consolide su condición de mejor visitante de la categoría y les afiance en los puestos altos de la tabla.

Enfrente estará el Córdoba, un rival inmerso en multitud de problemas en el ámbito institucional que se están viendo reflejados en lo deportivo. El conjunto verdiblanco es el actual farolillo rojo de la clasificación con seis puntos y tan solo una victoria en lo que va de campeonato. Unos números que ponen en entredicho la continuidad en el banquillo de José Ramón Sandoval, al que el triunfo de este martes ante el Elche en la Copa del Rey le ha servido para tomar aire, pero al que una nueva derrota en liga ante los herculinos podría desembocar en su destitución.

Este ambiente convulso que se respira a orillas del Guadalquivir contrasta con el dulce momento que vive el Deportivo tras sumar 10 de los últimos 12 puntos en juego. Con este panorama todo parece jugar a favor de los intereses de los herculinos, pero si hay un factor que invita al optimismo ese es el que concierne a los registros goleadores de ambos conjuntos, ya que en el Nuevo Arcángel se darán cita el segundo equipo más realizador y el conjunto más goleado de la categoría.

Los 21 tantos encajados por el Córdoba en lo que va de campeonato dejan bien a las claras el grave problema defensivo que arrastran los de Sandoval. Los blanquiverdes se están mostrando como un equipo muy vulnerable atrás, que se descompone con facilidad e incapaz de mantener la concentración durante los noventa minutos. Otro síntoma que evidencia esa fragilidad es la inestabilidad que rodea la portería, un puesto por el que ya han pasado hasta tres guardametas en tan solo nueve jornadas disputadas.

Todo ello convierte a los andaluces en una diana perfecta para que la ya de por sí engrasada artillería blanquiazul siga aumentado sus registros realizadores. El regreso de Quique González una vez cumplida su sanción hará que, por vez primera esta temporada, Natxo González tenga a su disposición a los cuatro delanteros de la plantilla autores de 13 de los 15 goles de los gallegos. Quique González con 6, Carlos Fernández con 4, Borja Valle con 2 y el venezolano Christian Santos con 1, cuatro arietes que han demostrado su olfato goleador y a los que este sábado se les presenta una ocasión de oro para sumar méritos en la pelea por la titularidad.

Sobre el Autor