La época en la que Bebeto compartió vestuario con el mayor estafador del fútbol

0

En tiempos de confinamiento y pandemia, los documentales sobre fútbol se han convertido en una herramienta de entretenimiento para todos aquellos que no pueden disfrutar de ellos de manera habitual. Hoy os traemos la historia de Carlos Kaiser, un futbolista profesional brasileño que compartió vestuario con Bebeto en el Flamengo y Vasco da Gama, dos de los equipos más potentes de Brasil.

Kaiser desarrolló una habilidad especial para vivir del fútbol durante más de veinte años sin pisar un terreno de juego y se hizo amigo de jugadores como Bebeto, Zico, Romario, Ricardo Rocha o Renato Gaucho. La estrella del SuperDépor rememora en el documental algunos capítulos que vivió junto a este estafador del fútbol. “No sé como lo hacía. Venía cargado de periódicos, carnés de los clubes en los que había estado. Recuerdo un entrenamiento en el que estábamos haciendo un rondo. Él se encontraba en el medio y lo estaba pasando fatal. No paraba de correr de un lado a otro y le tuvimos que decir que saliera. Acababa de empezar el entrenamiento y ya no podía más, tenía una habilidad especial para no tocar la pelota durante los ejercicios”.

En una época donde no existía Youtube e Internet no estaba tan desarrollado, Carlos Kaiser se convirtió en un mito. Bebeto contaba uno de los trucos que utilizaba su compatriota para no saltar al terreno de juego. “Siempre estaba fingiendo. La farsa de sus lesiones era impresionante. Un tobillo, el muslo, un tendón… se inventaba absolutamente todo. Una vez sacó una especie de móvil y empezó a hablar en alto en medio de vestuario. Nos dijo que hablaba con su agente en Francia y mezclaba idiomas. Si le cuentas esto a un amigo piensas que estás de broma pero le teníamos cariño. Yo mismo hablé con Carlos Alberto Torres y le pedí que le diera una oportunidad a Kaiser. Siempre tenía a alguien que le ayudase pero no tenía lo que hacía falta para ser un jugador profesional”. Gracias a esa ayuda, Kaiser se enroló en las filas de equipos como Botafogo, Palmeiras, Fluminese, Vasco o Flamengo. Esa fama le permitió dedicarse a lo que más le gustaba: salir de fiesta por Río de Janeiro.

Tras su etapa en el Flamengo, Bebeto se reencontró con su amigo en Vasco da Gama. “Era la misma estafa porque ya lo conocía del Flamengo pero no dije nada”. El astro brasileño ya no coincidiría más en un vestuario con él ya que en la temporada 92-93 llegó a Coruña para hacer historia con el SuperDépor. El resto de la historia de Kaiser puedes conocerla en el documental que lleva su nombre.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.