La necesidad marca ‘O noso derbi’

81

Semana apasionante en Galicia y en el campeonato liguero. Deportivo y Celta se verán las caras el sábado a las 18:30h tras haber cosechado dos resultados negativos. Pese a que los de Unzué se encuentran mejor situados en la clasificación, la dinámica negativa con la que llega el cuadro vigués puede afectar a la confianza de la plantilla de cara al derbi gallego. En decimotercer lugar, los de Balaídos se encuentran tres puntos sobre el equipo de Cristóbal Parralo, decimoséptimo con 15 puntos. 

Dos derrotas consecutivas pese al buen juego

El Celta cayó este fin de semana por segunda jornada consecutiva, en esta ocasión en casa ante el Villarreal. Los de Vigo dominaron durante gran parte del encuentro, pero un solitario gol de Fornals en la primera mitad decantó la balanza para los de Calleja. Con Iago Aspas como principal baja por sanción, los locales acusaron esa falta de referencia ofensiva.

La ausencia de pegada llevó al técnico del Celta a revolucionar el ataque del equipo dando entrada a Emre Mor tras el descanso. El turco se mostró participativo y trató de conectar con la pelota en todo momento. En sus botas estuvo el empate, tras un zurdazo raso que desvió Asenjo hacia el poste derecho. El empuje local se quedó en nada y el Villarreal se llevó los tres puntos a base de defender.

En la anterior derrota, en Mestalla ante el Valencia, el Celta cuajó de nuevo un gran partido. Dando prioridad a la posesión y el control, el equipo gallego dominó sobre el verde y volvió a dejar claro que el buen juego no siempre genera victorias. Un penalti cometido por ‘Tucu’ Hernández supuso la victoria valencianista en el 81′. De nuevo mal sabor de boca para los de Unzué, que habían empatado una semana antes en el Camp Nou.

El FC Barcelona devolvió al Deportivo a la realidad

Por su parte, el Deportivo visitaba el Camp Nou tras un triunfo balsámico ante el Leganés. Los de Parralo mostraron solidez defensiva ante los madrileños, además de un gran nivel ofensivo liderado por Çolak. No obstante, el conjunto herculino se desinfló en Barcelona. La poca contundencia y los desajustes atrás dieron lugar a un tajante 4-0 comandado por Messi y Suárez.

El planteamiento era valiente y ambicioso. Presión arriba con la intención de jugarle de tú a tú. Sin embargo, para que resultara fructífero era necesario una concentración en la zona de atrás que no se llevó a la práctica. El gran nivel mostrado por los culés no debe camuflar los problemas defensivos que padeció el conjunto de Cristóbal Parralo, con un Schär por debajo de las prestaciones que suele ofrecer. El buen rendimiento de Rubén y Sidnei evitó una goleada más abultada.

En definitiva, Deportivo y Celta no llegan en su mejor momento. El cuadro dirigido por Cristóbal Parralo no termina de alcanzar la continuidad que exige el campeonato liguero, mientras que los de Unzué cosechan grandes momentos de juego que no se materializan en buenos resultados. Un balance deportivista de una victoria en los últimos seis partidos de liga frente a tres jornadas consecutivas sin vencer por parte del conjunto vigués. La importancia de estos tres puntos sugiere que la tensión y la intensidad protagonizarán el choque.

Sobre el Autor