La oportunidad de Caballo para convencer a Anquela

0

La pretemporada es el período del año cuyo trabajo sirve para cimentar la base de lo que deparará la competición. Duras semanas de trabajo, marcadas generalmente por el calor, que sirven a los entrenadores para detectar carencias en su plantilla y conocer a sus futbolistas. Un hecho que en el Deportivo cobra aún mayor relevancia con el cambio de entrenador y que puede servir de acicate para varios jugadores. Entre ellos un Diego Caballo que tiene ante sí la oportunidad de convencer a Anquela y tomar ventaja en la lucha por la titularidad.

Caballo sabe mejor que nadie la importancia que puede tener la pretemporada. Hace justo un año, y pese a partir como la tercera opción para el lateral zurdo, el salmantino fue uno de los hombres más destacados de los blanquiazules. Ese buen hacer hizo que Natxo González le abriese las puertas del primer equipo y optase por otorgarle la titularidad en el arranque liguero.

La espectacular irrupción se vio frenada por una inoportuna lesión muscular que lo mantuvo varias semanas alejado de los terrenos de juego. A partir de entonces alternó en la titularidad con Saúl, aunque su rendimiento fue de más a menos según avanzó el curso. Aún así, los números de Caballo en su primera temporada como profesional ponen de manifiesto el importante papel del salmantino. Participó en 27 partidos de liga, 21 de ellos como titular, para un total de 1987 minutos de juego.

Este verano la situación del exfabrilista parece ser totalmente opuesta a la de hace un año. La marcha de Dubarbier al Banfield y la de Saúl al Alavés han dejado a Diego Caballo como el único lateral izquierdo de la plantilla. Carmelo del Pozo trabaja en la contratación de un futbolista para esa demarcación pero, según sus propias palabras, su fichaje no parece inminente. “No esperamos movimientos en las próximas 24 o 48 horas. Tenemos que jugar con los tiempos y ver qué opción es la más coherente”, aseguró el segoviano este mismo martes.

Así las cosas a Caballo se le presenta una ocasión inmejorable para ganarse la confianza de Juan Antonio Anquela. La primera de ellas será esta misma tarde en el encuentro que enfrentará en Abegondo al Deportivo con el Fabril. La segunda será el sábado ante el Racing de Ferrol. Y podría no ser la última porque la más que probable demora en el fichaje de un nuevo lateral izquierdo juega a su favor.

Sobre el Autor