La pretemporada empieza a pasar factura

0

Tras dos días en los que los jugadores citados por Natxo González fueron sometidos a las pertinentes pruebas médicas y test físicos de inicio de temporada, el pasado miércoles día 11 de julio el Deportivo 2018-2019 echaba a andar con su primera sesión de trabajo sobre el césped de Abegondo. Ese día, el nuevo técnico blanquiazul dispuso una doble sesión que resultó ser toda una declaración de intenciones de cara a estas primeras semanas. Mucha intensidad y carga física que no ha tardado en hacer mella en algunos futbolistas.

El primero en sufrir los rigores típicos de esta fase de la temporada fue Guilherme. Un fuerte golpe en la rótula le obligó a ejercitarse en el gimnasio durante toda la pasada semana, un trabajo que realizó en compañía del fabrilista Carlos López, este debido a unas molestias en la pata de ganso de su pierna derecha de las que aún no se ha recuperado por completo y que le mantienen al margen del grupo. La primera semana de trabajo terminó con Borja Valle y Diego Rolan completando la lista de tocados.

Tras descansar el domingo, el Deportivo regresó a los entrenamientos este lunes, y ese mismo día Fede Cartabia y el mundialista y recién incorporado Francis fueron objeto de distintos problemas físicos que les obligaron a ponerse en manos de los fisioterapeutas del club. Ambos siguen al margen del grupo aunque a priori sus dolencias no revisten gravedad y se espera que poco a poco puedan ir reintegrándose al resto del equipo.

La única sesión programada por Natxo González para ayer miércoles dejó dos nuevas ‘víctimas’ entre los blanquiazules. Por un lado Sidnei, que se quedó en el gimnasio de Abegondo, y por otro Gerard Valentín. El catalán padece molestias en los isquiotibiales y también se ejercitó al margen del grupo. De esta forma, son cinco los futbolistas que a día de hoy arrastran distintos problemas físicos que les impiden estar a disposición del nuevo técnico blanquiazul; Sidnei, Gerard Valentín, Carlos López, Fede Cartabia y Francis.

En el caso opuesto está Diego Rolan. El uruguayo fue la nota positiva del último entrenamiento de los herculinos ya que sus molestias en uno de sus cuádriceps parecen haber remitido y pudo completar buena parte de la sesión al mismo nivel de intensidad que el resto de sus compañeros. Hoy jueves está previsto que los blanquiazules lleven a cabo una nueva doble sesión en las instalaciones de Abegondo.

Sobre el Autor