La venganza de Luisinho

24

El fútbol, ese deporte tan habituado a dejar partidos dignos de llevar al cine, dejó en Riazor otro guión que triunfaría en cualquier cartelera. En su regreso al estadio coruñés, Víctor Sánchez del Amo vio como primero Arribas, uno de sus protegidos, le asestaba el primer golpe, para después sufrir la venganza de Luisinho, el principal enemigo en su etapa en el banquillo blanquiazul.

Como si de una prolongación del partido ante Osasuna se tratase, el Dépor salió dispuesto a inclinar el campo hacia la portería rival sin ningún tipo de especulación. A pesar de los cambios que introdujo Garitano, al final menos de los esperados, el equipo siguió funcionando de forma perfecta. Y al igual que el domingo, la estrategia sirvió para abrir el marcador. En una falta lateral sin demasiado peligro, Fayçal puso una gran rosca que Arribas remató sin oposición en el segundo palo.

Con la eliminatoria igualada, el conjunto coruñés parecer querer remontarla en apenas unos minutos y tuvo una gran ocasión en la cabeza de Marlos, pero esta vez se encontró con Dani Giménez. Poco a poco el Betis se fue estirando y con un buen Ceballos empezó a llegar con peligro. Álex Alegría tuvo las mejores ocasiones, sobre con un remate de cabeza que se fue desviado por muy poco. Cuando estuvo acertado se encontró con Rubén, que pese a no estar contando para la Liga demostró ser un portero de total garantía en caso de tener que asumir la responsabilidad.

El paso por los vestuarios le sirvió al Dépor para recomponerse y empezar de cero. Fayçal y Babel volvieron a coger el timón, aunque al equipo seguía faltándole claridad en los últimos metros. Pero eso ha dejado de ser un problema para los de Garitano, que en el último mes y medio parecen encontrar la portería contraria hasta sin proponérselo. El balón parado generó un nuevo tanto, esta vez tras un rechace. Luisinho, se encontró con un caramelo que seguramente llevase deseando desde que el bombo emparejó a gallegos y andaluces y no dudó. Zurdazo sin dejarla caer ante el que el meta rival nada pudo hacer.

Para que la película quedase completa, casi como una de esas escenas post créditos, faltaba el tanto de Babel. El holandés volvió a ser titular en el que posiblemente sea su último partido en Riazor. Cuajó un partidazo y dejó el gol de la tranquilidad con la clase que lo caracteriza. Bajó el balón en el área y fusiló a Giménez. Así terminó, con la grada entregada al “Babel, quédate”, en un último intento para convencerlo.

Como no podía faltar cierta dosis de suspense, Piccini recortó distancias en una jugada aislada y creó incertidumbre durante unos minutos que finalmente se quedaron en material de escenas eliminadas, igual que el penalti que Joselu mandó a las nubes para completar un encuentro gris en su regreso a la titularidad.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Rubén; Juanfran, Arribas, Sidnei, Luisinho; Mosquera (Borges, min.89), Guilherme; Marlos (Bruno Gama, min.77), Fayçal, Babel (Çolak, min.89); Joselu.

Real Betis: Dani Giménez; Piccini, Bruno, Pezzella, Mandi (Rubén Castro, min.66), Durmisi; Petros (Jonas, min.66), Donk (Felipe, min.83), Dani Ceballos; Sanabria, Alegría.

Goles: 1-0: Arribas (min.11). 2-0: Luisinho (min.54). 3-0: Babel (min.59). 3-1: Piccini (min.65)

Árbitro: González González. Amonestó con tarjeta amarilla a Joselu en el Dépor y a Bruno a Piccini, a Ceballos y a Jonas en el Betis.

Incidencias: Partido disputado en el estadio de Riazor, correspondiente a la vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Sobre el Autor