Las estadísticas de Gaizka Garitano como entrenador

269

Gaizka Garitano, presentado oficialmente ayer como nuevo entrenador del Deportivo, goza de cierta experiencia en los banquillos a pesar de su corta edad -40 años-. Su carrera como técnico comenzó en el 2010 dirigiendo al Eibar ‘B’ tras haber pasado una temporada como asistente en el primer equipo. Dos años más tarde, se hizo cargo de la primera plantilla en 2ª ‘B’ para lograr en dos temporadas dos ascensos consecutivos hasta llegar a la Primera División, un hito al alcance de muy pocos. Después de una campaña en la máxima categoría con el conjunto armero, tuvo un breve paso por las filas del Real Valladolid.

Durante este tiempo y según los datos que ha ofrecido en su cuenta personal de Twitter el periodista Nando Martínez (@NandoMartinezDX), el técnico vasco ha dirigido en 145 encuentros, divididos entre las categorías de bronce, plata y oro del fútbol español, además de la Copa del Rey. En ellos, ha conseguido alzarse con la victoria en el 44% de los partidos, empató el 28% y sufrió la derrota en el 28% restante. Si bien es cierto, que sus mejores resultados llegaron en la Segunda División ‘B’, donde ganó el 55% de los choques que disputó. En Primera, estos registros se resienten y el porcentaje de triunfos obtenidos se reduce hasta el 24%, por un 55% de derrotas.

Por otra parte, en lo que respecta a las estadísticas goleadoras de sus equipos, estos anotan en el 71% de los partidos que disputan, siendo estos datos ligeramente superiores cuando lo hacen como locales,alcanzando el 75%. En lo referente al ámbito defensivo, sus conjuntos han conseguido mantener su portería a cero en el 42% de los encuentros. Nuevamente, este registro mejora cuando ejerce como local, aumentando la cifra hasta el 45%.

Como él mismo afirmó en su presentación, se trata de un técnico que apuesta por el fútbol directo y por la intensidad en la presión. En su nueva etapa como entrenador herculino, buscará resarcirse de su última temporada en Primera División, dirigiendo al Eibar. En la misma, sufrió el descenso de categoría tras sumar apenas ocho puntos en una segunda vuelta para olvidar, pese a terminar la primera en una sorprendente y meritoria octava posición.

Sobre el Autor