Las Palmas visitará Riazor con dos bajas sensibles

0

Cada vez queda menos para el fundamental choque liguero de este sábado entre Deportivo y Las Palmas. Los de Seedorf recibieron ayer a Xulio Ferreiro, alcalde de A Coruña, que acudió a Abegondo acompañado de Tino Fernández para arengar a la plantilla. La afición deportivista tiene muchas esperanzas puestas en ese partido ante el cuadro canario.

El deportivismo ha recibido una buena noticia en forma de ausencias por parte de su próximo rival. Concretamente serán dos titulares, que no podrán pisar el césped de Riazor este sábado. El primero de ellos es Gálvez. El defensa vio la tarjeta roja por un penalti claro en el último encuentro ante el Villarreal. El club canario recurrió la cartulina alegando que hubo disputa de balón y que debería haber sido amarilla, contradiciendo así el acta arbitral que exponía que zancadilleó a un rival sin intención de disputar el balón.

Foto: LFP

El Comité de Competición ha rechazado el recurso de Las Palmas y, en principio, el central cumplirá sanción ante el Deportivo. La intención del club, según UD Radio, es de acudir a Apelación, aunque parece complicado que puedan obtener el perdón. Alejandro Gálvez ha disputado todos los minutos desde que llegó en enero, a excepción del primer encuentro ante su propio ex equipo, el Eibar. 

Etebo será baja por problemas físicos

En segundo lugar, Etebo sufrió una sobrecarga en el cuádriceps que le obligó a ser sustituido en el descanso del encuentro ante el Villarreal. El mediocentro tampoco estará en Riazor, pues hoy no se ha entrenado y las molestias físicas persisten. El nigeriano ha jugado todos los minutos desde que llegó en el mercado de invierno y se ha convertido en un fijo para Paco Jémez, por lo que supone una baja muy sensible.

En definitiva, dos bajas que obligarán a Paco Jémez a buscar recambios de garantía para dos futbolistas fijos en su esquema. A estas ausencias hay que sumar las ya conocidas de Bigas, Dani Castellano y Peñalba, que vienen superando procesos de recuperación. No obstante, tienen muy complicado llegar a tiempo para la visita a Riazor.

Sobre el Autor