Lendoiro carga contra Tino Fernández y le exige disculpas

217

Augusto César Lendoiro, ex presidente del Deportivo, emitió en la tarde de ayer un comunicado en el que critica con dureza el modo de proceder del actual Consejo de Administración en los últimos litigios que han rodeado la actualidad de la entidad herculina. En dicho escrito el anterior mandatario presta especial atención a la reciente decisión de la Fiscalía Provincial de A Coruña de trasladar al Tribunal Supremo el archivo de la investigación penal abierta por una supuesta duplicidad de prendas con Hacienda y los bancos durante su mandato.

Esta investigación se originó a raíz de que el Deportivo emplease estos hechos como parte de su argumentación en el litigio frente a Hacienda que finalizó el pasado mes de marzo con el fallo del Tribunal Supremo que clasificaba 21,8 millones de euros como deuda privilegiada. Por ese motivo Lendoiro acusa al actual Consejo de Administración de “tener la desvergüenza de delatar falsos ilícitos” y califica de “ruines” las declaraciones de Tino Fernández a este respecto. Por todo ello, Augusto César Lendoiro exige “una rectificación pública e inmediata” y anuncia que, en caso de no producirse dichas rectificaciones, “me reservo el ejercicio de todas aquellas acciones legales que en derecho me asistan”.

A continuación reproducimos íntegramente el comunicado:

De nuevo, entre la manipulación y la mentira.

Una vez conocido el Decreto dictado por la Fiscalía de A Coruña comunicando al Tribunal Supremo el archivo de la investigación abierta como consecuencia de las mentiras vertidas por el actual Consejo de Administración del Real Club Deportivo ante ese Alto Tribunal en el pleito perdido contra Hacienda, considero necesario realizar las siguientes manifestaciones:

1ª.- La Fiscalía de A Coruña ha probado que “…En momento alguno en las escrituras constituidas a favor de la AEAT se afirma que los derechos pignorados no hubieran sido gravados con carácter previo…”, afirmando que “…no consta que en ninguna de las garantía constituidas se hubiera declarado por el otorgante que los derechos pignorados estuvieran libres de carga o garantía previa”; para acabar concluyendo que “…procede el ARCHIVO”.
Lo anterior viene a confirmar el comunicado emitido en su día por mi parte, donde ya alertaba al deportivismo que el actual consejo de administración ha llegado a la desvergüenza de delatar falsos hechos ilícitos cometidos por el Real Club Deportivo, con el único ánimo de dañar a mi persona. Es un episodio más de su esquizofrénica campaña de sinrazón con la que se han propuesto borrar los 25 años de mandato del anterior consejo.
Mención aparte merecen las ruines declaraciones del Presidente Constantino Fernández, que, ciñéndose a la prescripción, esconde que la resolución de la Fiscalía, tras entrar en el fondo del asunto, declaró la inexistencia de delito alguno.

2ª.- Recientemente la opinión pública ha podido constatar que esa despreciable maniobra -autodenunciarse, aún cuando se lesionen los intereses del deportivismo- fue repetida por los hoy dirigentes del club como estrategia de “defensa” ante el TAS en el asunto Roderick, donde se volvió a perder. Continúo a la espera -tal y como solicité- que los actuales dirigentes hagan público el laudo arbitral, aún cuando resulte sonrojante para sus asesores jurídicos.

3ª.- Aún hay más. El pasado 9 de mayo de 2017, el Consejo de Administración tuvo el cinismo de manifestar ante el Juzgado de Instrucción nº 3 de A Coruña que durante mi mandato “…se constituyeron garantías a favor de la AEAT que se formalizaron sobre derechos audiovisuales que fueron declarados por parte del investigado Sr. César Lendoiro como libres de cargas, cuando en realidad dichos bienes ya se encontraban anteriormente gravados”, lo cual, fue voceado por un periódico local el pasado 17 de mayo con el siguiente titular: “El club acredita que Lendoiro vendió dos veces las mismas garantías”.
Pues bien, la mentira y la verdad no pueden vivir en paz.
Una simple lectura de lo manifestado por la Fiscalía de A Coruña desenmascara las reiteradas falacias vertidas por el Consejo desde su llegada al club, o, en su defecto, por sus abogados a sueldo. Ello, tal y como vengo advirtiendo, con el absurdo objetivo de “eliminar” años importantes de la historia del club y alentar la publicación de despreciables artículos pseudoperiodísticos ultrajando mi persona.

4ª.- Que habiendo transcurrido un tiempo prudencial desde la notificación del citado Decreto de la Fiscalía, me reservo el ejercicio de todas aquellas acciones legales que en derecho me asistan, si, por parte del Consejo de Administración del R.C.Deportivo, no se procede de manera inmediata a rectificar públicamente lo sostenido acerca del carácter delictivo de la actuación del anterior consejo. Es una disculpa mínima que entiendo exigible para tan repugnantes embustes, con los que no sólo se viene manchando la imagen de los anteriores dirigentes, sino, fundamentalmente, la de todo el deportivismo.

A Coruña, 13 de julio de 2017.

Fdo. Augusto César Lendoiro.

Sobre el Autor