Los deberes, para la semana que viene

52

Los cinco primeros clasificados de Segunda División no consiguen sacar sus partidos adelante y dejan pocos cambios significativos en la pelea por el ascenso.

O todos o ninguno. Ésa parece ser la consigna de una igualadísima Liga Adelante. Y es que aunque el Eibar no pasó del 0-0 ante el Alcorcón, sus inmediatos perseguidores no pudieron aprovechar el tropiezo del líder. Tanto el Mirandés-Deportivo como el Tenerife-Recreativo finalizaron con victorias locales por la mínima, con dianas de Pablo Infante y Suso respectivamente. Tampoco el Sporting de Gijón fue capaz de sacar un resultado positivo de su choque ante el Numancia, ya que los goles sorianos de Regalón y Luis Hernández en propia puerta nivelaron los conseguidos por Sergio Álvarez y Scepovic de penalti.

Por su parte, la UD Las Palmas se sirvió del tanto de Tana para ganar en Córdoba. Igualmente por la mínima, el Barcelona B asestó un duro golpe a la Ponferradina tras la pena máxima convertida por Sandro en el tiempo añadido. Más severo todavía fue el abultado 4-0 que le metió el Sabadell al Girona en el derbi catalán, en donde Collantes, Gato y Aníbal por partida doble vieron puerta.

Además, Zaragoza y Mallorca se repartieron penas en un partido que no contentó ninguno; Thomas abrió el marcador, pero Roger niveló la contienda pocos minutos después. Precisamente, ese resultado fue el que registró el electrónico del Lugo-Castilla, con el exdeportivista Iván Pérez y De Tomás como respectivos artilleros.

Por otro lado, el Hércules doblegó con facilidad a un débil Alavés gracias al acierto de Pamarot y un enrachado Sissoko. Para cerrar la jornada, el Murcia también le endosó un 2-0 al Real Jaén; Álex Martínez y Kike fueron los goleadores pimentoneros.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.