Luces y sombras en la enfermería

63

Desde hace años, los parones en la competición doméstica para favorecer la disputa de los compromisos internacionales de los combinados nacionales hacen que los equipos afronten con reticencias el regreso a la competición. Como reconocía el propio Alejandro Arribas esta semana en rueda de prensa “nunca se sabe si estos parones son buenos o malos”. Pero hasta el momento, para el Deportivo esta circunstancia parece haberle resultado bastante beneficiosa, ya que eran numerosos los jugadores que arrastraban lesiones y molestias, y que con el paso de los días se va confirmando que están recuperados y llegarán a tiempo para el partido frente al Rayo Vallecano.

Víctor Sánchez del Amo afrontó el último partido disputado en Mestalla con numerosas bajas —Fabricio, Manuel Pablo, Cani y Oriol Riera—, a las que tras el encuentro frente al Valencia se sumó las lesión de Luís Alberto y las molestias de otros como Fajr o Luisinho. Sin embargo, el parón liguero y que el partido contra el Rayo haya sido fijado para este lunes, ha permitido que el cuerpo técnico dispusiese un plan de entrenamientos para estas semanas en la que fueron varios los días de descanso, algo que sin duda ha favorecido la recuperación de varios de ellos.

En la doble sesión llevada a cabo ayer, se pudo comprobar como Luisinho, Lopo, Fede Cartabia o Fajr, parecen haber dejado atrás las distintas molestias de las últimas semanas y todos ellos completaron ambos entrenamientos sin ningún tipo de problemas. Por su parte, tanto Oriol Riera como Luís Alberto también se ejercitaron junto al resto de compañeros en ambas sesiones, por lo que su total recuperación parece estar casi a punto. Incluso no se descarta que puedan entrar en la convocatoria, aunque ninguno de ellos cuenta, hasta la fecha, con el alta médica.

Otra nota positiva la protagonizó el capitán Manuel Pablo que, por primera vez en varios meses, se unió al grupo y realizó parte de la sesión vespertina junto al resto de compañeros.

Sin embargo no todas las noticias son positivas en la enfermería. Mientras que Cani sigue con su proceso de recuperación y trabaja al margen, Fabricio parece haber sufrido un contratiempo en la suya. Tal y como apuntaron desde Deportes Cope Coruña, su rodilla se ha inflamado por lo que los servicios médicos han decidido ralentizar su recuperación a expensas de ver como evoluciona en los próximos días.

Sobre el Autor