Más arriba, imposible

44

El Deportivo adelanta en la tabla al Recreativo de Huelva y alcanza tras 15 jornadas el liderato de la Liga Adelante, mientras que el recién ascendido Eibar no deja de sorprender en la zona alta.

Los convulsos meses que atraviesa el Deportivo de La Coruña no han sido suficientes para frenar la imperial racha que atraviesan los pupilos de Fernando Vázquez. Un penalti transformado por el argentino Culio permitió a los coruñeses superar a la Ponferradina y, de paso, asaltar el liderato que hasta entonces ocupaba el Recreativo. Aunque los onubenses se adelantaron por medio de Montoro ante el Eibar, los visitantes remontaron en la segunda mitad gracias al acierto de Raúl Navas y Morales. De esta forma, el conjunto vasco se afianza en la zona alta, en donde también están Lugo y Sporting de Gijón, cuyo duelo del fin de semana deparó esta vez un triunfo asturiano; Seoane puso por delante a los de Quique Setién, pero Luis, Lekic y Scepovic sellaron el 1-3 definitivo.

Por otro lado, tanto el Alcorcón-Murcia como el Castilla-Numancia finalizaron sin goles, un hecho que casi ocurre también en La Romareda, en donde el central Álvaro dio al Zaragoza los tres puntos a balón parado frente al Girona. Sin embargo, quien no pasó tantos apuros fue el Hércules, que se acerca a la zona de salvación al pasar por encima del Sabadell con tantos del japonés Sugi y Portillo en dos ocasiones.

Además del Deportivo, el otro gran beneficiado de la jornada fue la UD Las Palmas, que solventó la papeleta de encontrarse con una diana adversa de Sanabria para el Barcelona B, remontó gracias a los goles de Nauzet y Vicente y encima aguantó el marcador favorable a pesar de quedarse con dos hombre menos en los minutos finales por las expulsiones del exherculino Aythami y Apoño. También cosechó un resultado favorable el otro conjunto canario de Segunda División, el Tenerife, que venció por 2-1 al Real Jaén en el Heliodoro Rodríguez López; Ricardo de penalti e Íñigo Ros anotaron por parte blanquiazul, mientras que Hugo Álvarez colocó temporalmente las tablas durante unos minutos para los andaluces.

Y un mes es el tiempo que ha tardado el Mallorca en volver a ganar en Liga. Su última víctima fue un Alavés al que de poco sirvió la diana de su artillero Viguera, ya que previamente Gerard Moreno y Emilio Nsue pusieron una distancia insalvable a favor de los hombres de Joaquín Caparrós. Por último, el Mirandés se afianza en la zona intermedia tras voltear el electrónico ante el Córdoba en su feudo; Armando rompió el hielo, pero el incombustible Pablo Infante, Mújika y Juan Muñiz dictaron sentencia.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.