Mismo lobo, diferente Caperucita

80

Después de siete jornadas, el Deportivo acumula a estas alturas los mismos puntos que llevaba durante el año del ascenso con Oltra. Sin embargo, las diferencias entre ambos cursos son notables.

El Deportivo de La Coruña parece rememorar en el presente los viejos fantasmas que lo etiquetaban como un club ‘ascensor’. La montaña rusa de subidas y bajadas de categoría que atraviesa en los últimos cursos vive ahora una nueva fase tan plagada de incógnitas, o más, que las anteriores. Sin embargo, a pesar de todas las adversidades económicas, administrativas y de efectivos que atraviesa la entidad herculina, después de siete jornadas disputadas puede presumir de igualar el bagaje de 12 puntos que cosechó el equipo que por aquel entonces entrenaba José Luis Oltra durante el año del último ascenso.

Aun habiendo padecido un titubeante inicio de campeonato doméstico en la temporada 2011-12, el combinado blanquiazul acabó consiguiendo con todos los honores su ansiado objetivo. No obstante, los viajes lejos de Riazor se convirtieron por momentos en un suplicio especialmente recordado por los tropiezos de Alcorcón (4-0) y Alcoyano (2-0). En este caso, resulta cuanto menos curiosa la contraposición de papeles que vive ahora a las órdenes de Fernando Vázquez, en donde acaba de conseguir el mejor arranque liguero deportivista a domicilio de los últimos 12 años.

Lógicamente, salta a la vista que la configuración de estas dos plantillas no es equiparable. Entonces Augusto César Lendoiro pudo permitirse el lujo de mantener el bloque de futbolistas casi intacto gracias a su perseguido seguro por antigüedad en Primera División, por lo que sería injusto no añadirle un mérito extra a la actual labor de los pupilos del técnico de Castrofeito.

Dos estilos antagónicos

Desde que comenzó su andadura como entrenador, los conjuntos de José Luis Oltra se han caracterizado por encajar y anotar un cuantioso número de goles. Si la dinámica del actual míster del Mallorca obró entonces un 10-10 de tantos a favor y en contra tras las primeras siete jornadas, el Deportivo del presente raciona más sus dianas (7), pero concede a su vez muchas menos alegrías a los conjuntos visitantes ya que, con cuatro tantos encajados, es la segunda escuadra menos goleada de la Liga Adelante, solo por detrás del Córdoba.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.