El Municipal Luis Ramos, un fortín del que escapan pocos puntos

0

El Deportivo visita este domingo el Municipal Luis Ramos, donde juega como local el Guijuelo. Un clásico de la categoría que cuenta con un aliciente más, ser de hierba artificial. Cierto es que los blanquiazules ya probaron esa superficie en el Reina Sofía, con la salvedad que el de Unionistas es de última generación. Pese a todo, la plantilla de Fernando Vázquez sabe que no valen las excusas.

Dejando de lado el césped, lo cierto es que las dimensiones son prácticamente las mismas que en Riazor. En A Coruña el campo es de 105×68, mientras que el Luis Ramos es de 104×68. Como apuntan desde La Crónica de Salamanca, las restricciones hacen que apenas haya gente en las gradas para este encuentro, permitiendo tan solo la entrada de 350 personas.  

El Guijuelo intentará hacer valer el factor campo contra el Deportivo

En su campo, el Guijuelo es un rival complicado. Si nos transportamos a las últimas 9 temporadas, solo han encajado 33 derrotas en 165 partidos. Es decir, que tan solo ha perdido un 20% de los partidos disputados. Han conseguido la victoria en 82 encuentros, sumando 50 empates.

Estas dos últimas temporadas , cuando estaba Ángel Sánchez como entrenador, todavía han ajustado más el cerrojo. De 33 partidos, tan solo han perdido en 5 de ellos. Han conseguido rebajar el porcentaje de derrotas a un 15%. Suman 19 victorias y 9 empates en las dos últimas temporadas. Además, encajan muy pocos tantos en contra.

Pese a todo, y como dijo Álex Bergantiños en rueda de prensa, no hay excusa posible para este encuentro.”El  de Guijuelo es un césped diferente, ni siquiera va a ser parecido al que hay en O Monte. Al final penaliza más, sobre todo por el cambio de superficie. Entrenar en natural y cambiar dos o tres días a artificial puede provocar dolor en espalda, articulaciones… reproducir molestias y por eso creo que lo más sensato es trabajar en Abegondo y el domingo competir al máximo sabiendo que tienes que adaptarte”.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.