Natxo González: “Teníamos un reto bonito, ver cómo dábamos respuesta tras la primera derrota en liga”

0

A la conclusión del Deportivo-Granada, Natxo González analizó la segunda victoria de su equipo en Riazor. Después de una “semana complicada”, con la derrota en Alcorcón, “hay que mantener el equilibrio en la medida de lo posible. Más disgustado cuando pierdes, más contento cuando ganas. Sabes que ni es la primera ni la última vez. Volvíamos como locales y teníamos un reto bonito: ver cómo dábamos respuesta tras la primera derrota en liga. Estoy satisfecho”, reconoció.

Sobre el papel de Quique, bigoleador esta jornada, Natxo fue franco. “Al final, en el área contraria es donde se definen los partidos, área propia estábamos siendo bastante fiables, queríamos ir creciendo en área contraria. Muchos partidos se atascan por situaciones indviduales y Quique ha sido decisivo con los dos goles, pero siempre hay que destacar lo colectivo, porque ha habido trabajo por detrás”, salientó.

Titular en el día de hoy, Saúl sumó sus primeros minutos en liga con el Deportivo. Natxo se refirió a ese hecho. “La verdad que ha estado a un buen nivel, después de ser su primer partido, de mucho tiempo sin competir, en un partido duro, ante un rival complicado, con gente rápida en bandas, creo que ha hecho un gran trabajo. Me alegro mucho por él“, afirmó.

Además, el técnico blanquiazul aseguró que no le sorprendió. “A Saúl ya le conocía, estuvo jugándose un ascenso con el Numancia y jugando todo, no me soprende, me alegro por él. Después de esa fase si salía si no, si tal si cual. Cuando llega una oportunidad tienes que estar preparado y así ha sido”, expresó.

Sobre la suplencia de Fede Cartabia, Natxo le quitó hierro: “Son decisiones que uno toma y no hay ninguna razón. Quique ya estaba recuperado, era mejor meterlo de inicio y a Fede como recambio”.

La victoria se pareció en sensaciones a la del día del Sporting. Natxo se refirió al cómo y reconoció que “nunca voy a estar satisfecho. 100% nunca. Siempre hay margen, a lo perfecto nunca se llega, la madurez son partidos complicados. En el primer tiempo no nos han tirado entre los tres palos. Ha cambiado la estructura con respecto a partidos anteriores. Hemos tenido una clara, la de Quique”. Natxo explicó que “quizás en el segundo tiempo que ellos han querido dar un pasito más adelante, hemos encontrado más espacio y hemos podido llegar más al área contraria”. Sobre el término madurez, Natxo quiso argumentar sus palabras: “Que no nos dejemos llevar por jugar como locales, ser efectivos”.

Natxo se refirió al hecho de que el equipo no se echara hacia atrás con el marcador a favor. “Las experiencias que vas viviendo como colectivo tienes que sacar aprendizaje de ellas. También el mensaje desde el banquillo. Con 1-0, entra Fede, y da un poquito ese equilibrio, el salir buscando la porteria contraria, buscando el 2-0. Sabemos lo que ocurre en los últimos minutos”, aseveró.

Acerca de la ubicación de Fede Cartabia en la mediapunta, Natxo puntualizó que “creo que es una posición que le va como anillo al dedo. Creo que en esa posición es una opción que podemos tener. (Fede) es vertical, ve la portería y va, no especula. Nos puede ir bien en momentos determinados. Creía que era un momento para verlo en la competición. Hay que hacer un trabajo defensivo (en esa posición), que es donde más destacaría la labor. Defensivamente se está exigiendo mucho él”, declaró.

Sobre la situación del equipo, “no sabemos el límite, ni nunca lo sabremos. Siempre voy a pensar que hay un margen de mejora, mucho margen para crecer a nivel ofensivo, sin perder fiabilidad ofensiva. Es difícil. Vamos dando pasitos que a la vez que esos pasitos tienes que ir generando resultados, que vayan generando confianza”, apuntó.

Preguntado en última instancia por Didier Moreno, Natxo concluyó que creo que “hay que adaptarse a una nueva situación, es de los que más tarde llegó. A otro fútbol, otra cultura, pero lo haremos encajar”.

Sobre el Autor

En Xogo (TVG) y Galicia en Goles (Radio Galega). Aquí, juntando letras sin que suenen mal. O intentándolo.