Uno por uno: Las notas del Rayo vs Deportivo

0

El Deportivo volvió a caer a domicilio, esta vez a manos de un Rayo Vallecano que supo darle la vuelta al tanto inicial de Aketxe. El equipo de Anquela evidenció nuevamente sus graves carencias defensivas, y poco menos que puso en bandeja la victoria a su rival. La leve mejoría experimentada tras el descanso no fue suficiente para igualar la contienda y los vallecanos terminaron sentenciando en el descuento. Así las cosas, estas son nuestras notas de los jugadores blanquiazules en el Rayo vs Deportivo.

Dani Giménez: 5. Pese a encajar tres tantos el gallego volvió a ser de lo poco salvable de su equipo. Completamente vendido por sus compañeros en los tres goles recibidos, retrasó la igualada rayista con una espectacular doble intervención cuando Vallecas ya cantaba el primero.

David Simón: 1,5. Fue una de las novedades en el once, pero su aparición no fue, ni mucho menos, la solución a los males defensivos del equipo. Perdió la posición constantemente hasta el punto de convertir su banda en un filón para un Álvaro que le ganó la partida una y otra vez. Un buen centro a Koné al inicio del segundo período en una de sus escasas incorporaciones al ataque fue lo único destacable de su actuación.

Lampropoulos: 2. El griego fue el único defensa que mantuvo el puesto, pero su rendimiento volvió a alimentar las dudas sobre su capacidad para ser el líder de la zaga. Le faltó contundencia en el cuerpo a cuerpo y la distancia entre lineas del equipo destapó algunas de sus debilidades a campo abierto. Tampoco estuvo bien en la salida del balón.

Mujaid: 3,5. El fabrilista fue la gran apuesta de Anquela ante las bajas en defensa, aunque su actuación también dejó luces y sombras. Falló estrepitosamente en la acción del primer tanto rayista. Aún así, ese error no pareció pasarle factura ya que mejoró con el paso de los minutos e incluso acarició el gol en una chilena que salió ligeramente alta.

Diego Caballo: 2. Como David Simón, el canterano se vio siempre superado por los rivales que tenía enfrente. Embarba y Advíncula fueron una pesadilla para Caballo, demasiado lento y casi siempre mal colocado. El zurdo intento aportar en ataque, aunque solo uno de sus centros tuvo peligro real, en un balón franco que Aketxe no supo aprovechar.

Álex Bergantiños: 4,3. Demasiado solo en el centro del campo, donde nunca pareció entenderse con Gaku en el reparto de espacios. El coruñés, como habitualmente, fue a por todos los balones y recuperó varias posesiones aunque también llegó tarde a otras pugnas en las que el Rayo acabó saliendo con ventaja.

Gaku Shibasaki: 3,5. Mal partido del japonés, que no aportó la salida de balón que el equipo espera de él. Aportó poco en defensa y, cuando apareció para despejar, regaló un par de balones muy peligrosos cerca del área de Dani Giménez. Fue el primer cambio de Anquela, que lo retiró poco después de cumplirse la hora de juego.

Borja Galán: 5.  Peleón y vertical, intentó sacar petróleo de los pelotazos que le llegaron durante el primer acto. El ex del Alcorcón no iba a ser titular y se aprovechó de la lesión en el último momento de Longo, aunque volvió a demostrar que es el jugador de banda más solvente del equipo. Le faltó algo de determinación en los metros finales.

Borja Valle: 1,5. Como ante el Huesca, el berciano aportó muy poco al ataque blanquiazul. Demasiado lento de pies y cabeza, tardaba demasiado en soltar el balón para aprovechar los desmarques de sus compañeros. En el primer tiempo sí apareció en ocasiones en zonas defensivas para ayudar a un Caballo claramente superado. Fue el segundo cambio de Anquela.

Koné: 4,5.  Aunque firmó su peor partido del curso, el africano ha vuelto a demostrar ser un ariete más que válido para la Segunda División. Le costó encontrar balones en la primera parte y fue mejorando con el paso de los minutos. En el segundo acto hizo dos controles en la frontal que se ganaron los aplausos del público deportivista presente en Vallecas.

SUPLENTES

Vicente Gómez: 3,5. Entró al campo coincidiendo con la finalidad de acentuar el dominio de los blanquiazules en lo que estaban siendo los mejores minutos de los de Anquela, y resultó ser todo lo contrario. El canario no tuvo incidencia en el juego y tampoco contribuyó a dar equilibrio al equipo.

Christian Santos: 4,3. El venezolano esta vez no fue el salvador y, al contrario que en las anteriores jornadas, no vio puerta. Peleó todos los balones que rondaron por sus inmediaciones pero apenas pisó el área y no dispuso de ocasiones claras de gol.

David Sánchez: 5. Debutó en Primera sustituyendo a otro fabrilista como Mujaid. Demostró ganas y descaro cada vez que entró en juego, aunque sus apariciones no se vieron traducidas en acciones de peligro de cara al arco rival.

EL ENTRENADOR

Juan Antonio Anquela: 1,3. Anunció cambios en el equipo titular y los llevó a cabo, pero los problemas del equipo van más allá de los nombres. En Vallecas se volvió a ver un equipo muy desestructurado a la hora de intentar presionar la salida de balón del rival y con los mismos problemas defensivos de anteriores jornadas. A ello se unió la falta de una idea clara de juego, abusando de los envíos en largo a Galán y Koné, dos futbolistas a priori poco apropiados para esa faceta del juego. Los ajustes llevados a cabo durante el descanso fueron un mero espejismo que no encontró continuidad en unos cambios que no aportaron soluciones.

EL MEJOR

Aketxe: 6,3. El mediapunta vasco fue, de largo, el mejor de los blanquiazules en Vallecas. Demostró ser el único hombre con las ideas claras y capaz de buscar a compañeros con los que intentar hilvanar jugadas de ataque para los herculinos, además de un peligro en las acciones a balón parado. Alimentó las ilusiones del deportivismo con su tempranero tanto de falta, y pudo ampliar su cuenta hasta en dos ocasiones más. Una de ellas con un disparo a placer que se estrelló en el cuerpo de un defensor, y la otra con un intentó de gol olímpico que se encontró con el larguero.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor