Noventa minutos de redención

73

Algunos de los jugadores blanquiazules con menos participación podrán demostrar en Copa si merecen tener más peso en los planes de José Luis Oltra.

Desvalorizada, menospreciada e incluso falta de protagonismo hasta la propia final. De hecho, en los últimos años la Copa del Rey ha pasado a ser más un contratiempo que un aliciente para la RFEF, al no ser esta capaz de ajustar el entorchado en el calendario. Sin embargo, supone el mejor de los escenarios para que los menos habituales muestren sus credenciales y alteren la pizarra de sus entrenadores.

Jugadores como Luque, Capdevila o Munitis supieron esperar su oportunidad brillando en el torneo del KO. Para la memoria queda la exhibición de Saúl ante el Levante el pasado año, aunque no le sirviese para ganarse la confianza de Oltra. El asturiano volverá a tener una nueva oportunidad este jueves, al perfilarse como titular en la banda derecha del ataque blanquiazul.

Además del ex del Elche, los portugueses Thiago Pinto y Roderick tienen casi asegurado su debut en competición oficial. Junto al espigado central estará el canario Aythami, caído del once liguero tras la recuperación de Zé Castro. En el carril diestro, el técnico valenciano deberá decidirse por un recuperado Manuel Pablo o por el canterano Seoane, quien no ha vestido de corto en lo que va de temporada. Serán ellos los encargados de flanquear la portería del argentino Germán Lux.

Para el centro del campo parece casi seguro que entrará de inicio André Santos, dispuesto a demostrar el porqué de sus internacionalidades. El veterano Jesús Vázquez formaría el doble pivote con el portugués tras dejar atrás su prolongada lesión. En las posiciones de ataque, Camuñas y Oliveira tendrán la ocasión de demostrar si merecen o no partir como titulares en el torneo regular. El madrileño está lejos del nivel rayado en Osasuna mientras que el ariete se ve relegado al banco por el buen momento que atraviesa Riki.

Otros que pueden gozar de una participación inolvidable son los jugadores del filial. Esta mañana entrenaron junto al primer equipo los fabrilistas Teles, Riki y Cano; que esperarán entrar en la convocatoria que facilite el preparador deportivista mañana.

Tampoco se debe olvidar que el entorchado supone un aliciente para encandilar a la afición herculina con la esperanza de un nuevo título tras una larga sequía que va camino de cumplir la década. Las ganas de los poco habituales y el hambre ganador de un club que estuvo en lo más alto, son las premisas a las que se acogerán los blanquiazules ante el Mallorca.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.