Para encontrar tesoro, hay que buscarlo

131

El Deportivo esperó al Barcelona replegado atrás y recibió tres goles en 18’; fue a presionarle la salida de balón y volvió el encuentro loco. Vilanova lo templó con Xavi.

Cuarta derrota consecutiva del Deportivo esta temporada. Segunda, junto a la del Sevilla, en la que deja una buena imagen ante su afición. Pero eso no es suficiente para mantenerse. O eso parece. José Luis Oltra tenía su plan, replegarse atrás y esperar al Barcelona, y le salió el tiro por la culata. Tres ocasiones claras de gol en 18 minutos, tres goles.

Riazor no se rindió. “Échale huevos, Dépor, échale huevos”, se escuchaba en el estadio. Y se los echó. El equipo coruñés salió a buscar al líder de esta Liga BBVA y se metió de lleno en el partido. Pizzi y Bergantiños recortaron diferencias antes del descanso. Pero dio miedo. Parecía que se podía, volvieron los nervios del principio y una vez más se replegaron en defensa. Allí, en río revuelto, apareció Messi. Minuto 43, 2-4 en el marcador.

En el segundo acto, el Dépor volvió a mostrar coraje y pundonor. La suerte, además, acompañó. Suerte, un preciso golpeo de Pizzi desde el borde del área y una acción de Riki que acabó en la expulsión de Mascherano. Parecía que era el momento del todo o nada, pero Vilanova sacó a Xavi. El de Tarrasa templó un partido que decidió de nuevo Messi. Tras el tanto de Jordi Alba en propia, el Dépor apenas inquietó a Valdés.

UNO POR UNO:

Aranzubia: 5. Seguramente pudo hacer más en alguno de los goles blaugranas. El de Tello se le coló entre las piernas y el primero de Messi le pasó cerca del cuerpo. Debe ganar en confianza para el derbi.

Laure: 6. Pundonor en estado puro. El madrileño demuestra partido a partido la garra que tiene y que le sirve para disimular sus carencias técnicas. Sufrió, no obstante, con los atacantes culés.

Marchena: 5. A pesar de recibir cinco goles, el sevillano demostró contundencia y obligó a Messi a retrasar su posición durante muchos minutos.

Zé Castro: 5. Más salida de balón que Marchena desde atrás, pero menos contundencia y seguridad al corte que su compañero de zaga.

Ayoze: 5. Mejoró las prestaciones de Evaldo en su primer partido de titular esta temporada. Aún así, su banda fue un filón para el ataque barcelonista.

Abel Aguilar: 6. Se activó en el minuto 20, cuando fue a buscar a Busquets a su campo. Ayudó a contener el centro del campo a partir de entonces.

Bruno Gama: 3. Muy poco del portugués, que está a un nivel muy inferior al del año pasado. Individualista y sin suerte en el regate, acabó siendo sustituido por Camuñas.

Valerón: 4. Demasiado retrasado sobre el campo, el de Arguineguín no pudo ser decisivo en ninguna acción de ataque del Deportivo.

Pizzi: 7. Comenzó mal, como todo el equipo, y las acciones del segundo y tercer gol resaltaron sus problemas defensivos. Después, en ataque, se echó el equipo a la espalda con dos goles a balón parado.

Riki: 6. Se fajó con los centrales blaugranas hasta que no pudo más. Provocó el penalti, la falta que materializó Pizzi, la expulsión de Mascherano y el gol en propia de Alba.

Nelson Oliveira: 4. Su entrada coincidió con la de Xavi en el Barcelona, momento en el que los de Vilanova recuperaron el dominio del partido. Buscó las bandas, pero cuando recibió estuvo demasiado lento.

Camuñas: 4. No olió el balón en la cerca de media hora que estuvo sobre el campo. Contuvo las acometidas de Montoya desde la banda derecha.

Salomão: s.c. Falto de ritmo y sin intensidad, se situó en la banda diestra para atacar a Jordi Alba. Acabó defendiéndolo.

EL MEJOR:

Bergantiños: 8. Líder. La rabia, la fuerza y la ilusión de la hinchada se vieron reflejadas en el mediocentro coruñés, que levantó a su equipo en el peor momento del partido.

LAS CLAVES:

No funcionó el plan. Valerón aseguró en zona mixta que el plan era “esperarlos replegados y a partir de ahí cuando teníamos el balón, intentar salir con criterio”. Sin embargo, el Deportivo plantó cara cuando fue a buscarlos a su campo.

Messi. El astro argentino desmontó al Deportivo. Juega andando, o por lo menos es lo que vieron los aficionados de Riazor. Hasta que de repente, salta la chispa. Cesc también fue determinante con sus tres pases de gol.

LO MEJOR:

La reacción local. El Deportivo fue a buscar al Barcelona a su campo después del 0-3 y lo encontró. Primero pudo marcar Riki, luego lo hizo Pizzi y más adelante Bergantiños. Con valentía, hallaron beneficio.

Sensaciones positivas de cara al derbi. Marcarle cuatro goles al Barcelona refuerza moralmente al Dépor para el encuentro de la próxima semana en Balaídos. Nadie se los hacía en Liga desde el 2009.

LO PEOR:

Un inicio esperpéntico. El Deportivo concedió el balón y muchos metros a un Barcelona que no perdona estas circunstancias. Un 0-3 en el minuto 18 es una losa demasiada pesada contra un rival tan grande.

Esfuerzo sin beneficio. El coraje que mostró el equipo no sirvió para conseguir ninguna recompensa. El partido, con la expulsión de Mascherano, se puso de cara aunque la entrada de Xavi volvió a darle dominio al Barcelona.

*Nota informativa: Las puntuaciones numéricas de los jugadores están hechas a partir de una media entre los integrantes de Riazor.org.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.