fbpx

La peor semana del Fabril

0

La última semana no podría haber sido peor para el Fabril. Después de un mes sin competir por distintos aplazamientos debido al COVID, el conjunto de Juan Carlos Valerón regresó el pasado miércoles a la competición y lo hizo con una dolorosa derrota ante el Paiosaco. Este pasado domingo, el filial visitó al As Pontes y también perdió, completando así un total de cero puntos ante dos equipos de la zona baja de la clasificación.

Problemas en el centro de la zaga

Tanto en la mala racha sufrida a mediados de la primera vuelta, como en esta última semana nefasta, el Fabril ha tenido en el centro de la defensa uno de sus principales problemas. Tras iniciar la temporada a un gran nivel, David Suárez (2000) encadenó varios errores a finales de noviembre. Su mal momento le costó el puesto y le dio la oportunidad a Álvaro Yuste (2001) como acompañante de Juan Rodríguez (2002). El madrileño se mostró entonces sobrio y fue uno de los destacados en la racha de tres victorias con la que el filial cerró el 2020, pero las dudas en esa posición regresaron de nuevo. En Paiosaco fue David el que arrancó como titular y, tras varios fallos decisivos en la primera mitad, fue sustituido ya al descanso. En As Pontes, Valerón volvió a apostar por Yuste pero con resultado parecido: el central se despistó en el 1-0 y perdió la pelota cuando era el último hombre.

Las bajas de Rayco y Villares

Cuando hace quince días el primer equipo llamó a Rayco y Diego Villares para que se sumaran al barco de Rubén de la Barrera, quedaba claro que el filial perdería potencial para alcanzar sus objetivos, pero estos dos partidos lo han demostrado demasiado pronto. Sin Villares, el Fabril se quedó sin capitán, sin su faro en el centro del campo y sin un jugador capaz de influir en muchas alturas del juego. Sin Rayco, el filial perdió también desequilibrio arriba y gol. En definitiva, Valerón ya no cuenta con los que habían sido sus dos futbolistas más importantes y el impacto ha sido mayúsculo.

Álex Barba en su debut con el primer equipo. Foto: Mónica Arcay

Barba da un paso al frente

En estas dos derrotas, solo un fabrilista ha salido reforzado: Álex Barba (2001). Después de debutar con el primer equipo a principios de enero, en los que serían los últimos encuentros de Fernando Vázquez en el Deportivo, el coruñés regresó al filial con la llegada de Rubén de la Barrera pero no ha bajado los brazos. Al contrario, en Paiosaco fue el mejor del Fabril, adueñándose del centro del campo en la segunda parte, y en ambos partidos fue capaz de marcar. Apareciendo en el segundo palo a la salida de un córner, el ex de Ural y Victoria marcó los tantos que iniciaron las dos remontadas fallidas y en O Poboado incluso estuvo a punto de empatar con un remate que sacó la defensa bajo palos.

Sobre el Autor