Quique González, el jugador más decisivo de Segunda División

0

Que el Deportivo sea uno de los equipos más goleadores de la categoría no es casualidad. Empatados con el Cádiz y tan solo por debajo de Osasuna, Albacete y Mallorca, el conjunto gallego tiene un total de 41 goles en su haber en las 32 jornadas transcurridas desde el inicio de la campaña. El mayor culpable: Quique González.

El delantero llegó a A Coruña procedente del Osasuna, donde solo había marcado cuatro goles a pesar de haber participado en todos los partidos de la campaña. Sin embargo, este año parece haberse puesto como objetivo el batir su marca personal en el fútbol profesional. Fue en Almería donde logró sus mejores números con 15 y 16 goles en los dos años que jugó en tierras andaluzas. A día de hoy, sus 14 tantos hacen que el vallisoletano sea el pichichi de la competición obviando a Enric Gallego, actualmente en Primera con el Huesca. Solo necesita dos dianas en las diez jornadas que restan para igualar su récord.

Con todo, los números de González en el Deportivo lo alzan como el hombre más decisivo de Segunda División. El ‘7’ es el jugador que más puntos ha dado a su equipo de toda la categoría. En los 28 partidos jugados, con una media de 0’5 goles por encuentro, ha dado 13 puntos al conjunto de Natxo González. Le persiguen Roberto Torres y Juan Villar, ambos militantes de un Osasuna líder. Todo esto es gracias a una racha brillante al inicio de temporada. A partir de la segunda jornada, marcó durante cuatro choques consecutivos con dos dobletes ante Granada y Nástic. También marcó dos ante el Real Oviedo y Alcorcón en Riazor. Sus otros seis tantos se reparten ante Zaragoza en Riazor y contra Extremadura, Tenerife, Córdoba, Granada y Oviedo fuera del feudo blanquiazul.

Foto: Laura Santos

Con Carlos, mucho mejor

El Deportivo añoraba el regreso de Carlos Fernández. Y ya no solo el equipo a nivel colectivo. Quique González se entiende a la perfección con el sevillano y la peligrosidad blanquiazul aumenta cuando los dos están en el verde. Un claro ejemplo de ello es el partido contra el Real Oviedo en tierras gallegas (4-0). Además de los dos de Quique, Carlos marcó y asistió al vallisoletano. Volvieron a hacerlo también con el propio equipo de Anquela el pasado finde semana en el Tartiere con gol del 7 a asistencia del 18. Casi la mitad de las victorias del Deportivo se han logrado con los dos atacantes en el terreno de juego. La conexión entre ambos, vital para el juego del equipo.

 

Sobre el Autor