Riazor no estará listo contra el Sporting de Gijón

0

Después de haber disputado tres partidos en el exilio (Albacete, Extremadura y Tenerife) el Deportivo regresa a Riazor por primera vez este curso. El hecho de disputar varios encuentros fuera estaba motivado por el cambio de las cubiertas del feudo herculino, que finalmente no estará listo para este fin de semana y hará que algunos aficionados tengan que ser reubicados.

Ha sido el propio alcalde de la ciudad, Xulio Ferreiro, quien ha confirmado que tendrán que reubicar a varios socios del Deportivo. “El retraso fue al principio, que hubo un problema con el expediente administrativo. Las obras van en un plazo razonable. En estas cosas, con plazos ajustados, es importante que se pueda celebrar el partido en Riazor y que todos los socios y socias puedan acudir”.

Añadió el mandatario que “todos los socios y socias del Deportivo tendrán su asiento garantizado, pero algunos nos tendremos que mover“. De hecho, Xulio Ferreiro seguramente será uno de los afectados. “Me lo tiene que confirmar el Deportivo, pero creo que a mi también me tocará moverme de localidad este domingo pero podré ir a ver al Dépor, animarlo y ver la primera victoria en casa”.

Así las cosas, todo queda pendiente del informe de los técnicos del Concello y del necesario comunicado del Deportivo, que deberá informar a los socios que tengan que ser ubicados por causa de las obras en las cubiertas. Toca conocer los sectores de las gradas que no podrán utilizarse por estos trabajos, así que ahora mismo tanto el club como el Ayuntamiento trabajan de la mano para informar cuanto antes las zonas que estarán “disponibles para los abonados”. Todo apunta a que se verán afectados aficionados de los dos fondos, pero todavía no hay confirmación oficial sobre este punto.

Por el momento, el Deportivo no ha puesto las entradas a la venta para este encuentro, y desde Gijón también esperan conocer más información de uno de los partidos que más aficionados suele traer a A Coruña. En cuanto a la finalización de las obras, se espera que estén listas un mes más tarde de lo que estaba previsto. Así las cosas, a finales de septiembre debería estar ya el estadio a punto. El siguiente partido en casa será el 24 de septiembre contra el Granada y el fin de semana del 7 de octubre contra el Málaga.

Sobre el Autor