Róber continúa a la espera de resolver su futuro

197

El Dépor está a las puertas de iniciar una nueva pretemporada, pero a la dirección deportiva todavía le queda mucho por hacer. Fede Cartabia, Guilherme y Fede Valverde son las únicas incorporaciones y, además de otros refuerzos importantes, Richard Barral y su equipo también tendrán que acelerar en la operación salida que la pasada semana comenzó con Insua, curiosamente uno de los que no estaba en las quinielas para abandonar el equipo.

Pero la marcha del de Arzúa sí toca directamente a otro de los miembros de la plantilla. También canterano. También central. Róber es el principal afectado por el traspaso de Insua al Schalke 04, hecho que llena de incertidumbre el futuro de otra de las promesas de Abegondo. El coruñés cuajó una gran campaña en el Levante en su salto a Segunda División, siendo importante y contribuyendo al ascenso granota.

El club valenciano tenía claro desde hace ya unos meses que quería seguir contando con sus servicios en Primera, idea que sedujo tanto al jugador como al Dépor. De hecho, Róber ya tiene un acuerdo con el Levante, pero estaba a la espera de que ambos clubes se pusieran de acuerdo en los términos de la operación, sobre todo en la opción de compra, ya que en la Plaza de Pontevedra tienen claro que no dejarán marchar al central definitivamente. De hecho, independientemente de cuál sea la decisión final, ampliará un año más su vinculación como jugador blanquiazul (hasta 2020).

El principal problema son los tiempos, ya que en los últimos días desde el Levante han empezado a mostrar signos de impaciencia. Mientras, el Dépor parece querer tener todo bien atado antes de dejar salir a Róber. Desde la marcha de Insua el club está intentando cerrar el fichaje de Barboza, pero River sigue poniendo trabas. Y todavía está en el aire la continuidad de Sidnei, que podría ser uno de los elegidos para hacer caja este verano.

Con este panorama y a la espera de resolver su futuro lo antes posible, a Róber se le presentan tres posibles alternativas cuando hace unos días tenía su situación prácticamente resuelta. La primera y que sigue siendo la más probable, terminar regresando a un Levante que, aunque se esté haciendo fuerte en su postura, sabe que contaría con un jugador que ya ha dado rendimiento y que además aportaría polivalencia. La segunda sería salir cedido de nuevo pero a otro destino, mientras que la última opción contemplaría que formase parte de la plantilla blanquiazul la próxima temporada ocupando el rol que estaba reservado para Insua.

Sobre el Autor