Roberto Torres: “El partido del domingo será una final”

23

Osasuna visitará Riazor este domingo (18:30h) con el agua al cuello. Los rojillos son colistas después de sumar un punto de los últimos 21 posibles. El cambio de entrenador no ha supuesto una mejora en el equipo navarro y los jugadores saben que el encuentro de esta jornada ante el Deportivo es vital.

En sala de prensa, Roberto Torres ha destacado lo crucial del encuentro en el campo herculino. “El partido del domingo con el Deportivo será una final, tiene más que tres puntos en juego y será el encuentro que pueda dar la vuelta a esta situación”, señaló. Los de Joaquín Caparrós vienen de perder 0-3 ante el Barcelona, pero eso no les lleva a perder la fe. “El míster nos dice que tenemos que continuar trabajando y corrigiendo errores, confiar en nosotros mismos y seguir así. Somos un equipo que nunca se daré por vencido”, apuntó el jugador osasunista.

Los rojillos están en “una situación delicada” y “el nivel de preocupación es alto por la posición en la tabla”. Hasta el momento, Osasuna ha ganado solo un partido (2-3 al Eibar), pero esperan volver a sumar tres puntos pronto. “Hay que seguir trabajando y entrenando, podemos hacerlo, no estamos muertos. Hoy se ve todo negro pero tenemos la confianza plena en el equipo y en el cuerpo técnico y cuando consigamos la victoria seguro que le damos la vuelta a la situación actual”, explicó.

Pese a la necesidad de sumar como sea, Roberto Torres no se conforma con las tablas en Riazor. “El Deportivo es un equipo que está parecido a nosotros, con ellos no nos valdrá el empate”, sentenció.

Una final con bajas importantes

Por si no fuera poco para Osasuna con los malos resultados, los rojillos no están teniendo suerte con las lesiones. De cara al partido del domingo, los navarros contarán con ausencias notables. A las bajas de Javier Flaño y Digard por lesión se ha unido la de Miguel Flaño. El club ha confirmado que el capitán sufre una rotura del ligamento cruzado y se perderá lo que resta de temporada. Curiosamente, esa misma lesión es la que sufrió su hermano, el ya mencionado Javier.

Además, Oier Sanjurjo recibió la quinta amarilla ante el Barcelona y tampoco podrá vestirse de corto el domingo, algo que tampoco hará Oriol Riera. El delantero está cedido por el conjunto herculino y no podrá enfrentarse a su exequipo por una cláusula en su contrato.

Sobre el Autor