Seedorf prueba el once para Girona con una defensa nueva

0

Clarence Seedorf continúa moviendo piezas en busca de su primera victoria como entrenador del Deportivo. El equipo blanquiazul regresó hoy al trabajo después del empate ante el Eibar con la mente puesta ya en el duelo de este viernes con el Girona. En un entrenamiento por líneas, el técnico holandés dio las primeras pistas de su plan para Montilivi, que pasa por un nuevo cambio de sistema y varios ajustes en la línea defensiva.

Por lo visto en Abegondo, la intención de Seedorf es volver a la idea inicial de cuando llegó a A Coruña, puesto que los delanteros elegidos para el trabajo específico fueron Andone, Lucas Pérez, Adrián y Bakkali. El belga perdió su puesto después de tener que cumplir partido de sanción, pero parece contar con la confianza del entrenador y parte con opciones de regresar al once junto al tridente habitual.

El dibujo, por lo tanto, se parecería más al 4-2-3-1 de sus primeros encuentros ante Betis o Alavés, dejando a un lado la idea del 4-4-2 en rombo que utilizó en la última jornada. El centro del campo también estaría renovado, ya que Muntari y Mosquera formarían el doble pivote. El ghanés, en busca de su mejor forma a marchas forzadas, parece haberse convertido en indiscutible, etiqueta que lleva camino de coger también el coruñés, que volvería tras perderse por acumulación de amonestaciones el duelo del pasado sábado.

La principal diferencia, eso sí, volverá a estar en la retaguardia. Seedorf ya cambió por completo la línea ante el Eibar, con tres nombres diferentes a los de Getafe y la reubicación de Bóveda en el lateral, y todo hace indiciar que en Montilivi volverá a modificar la mitad de la unidad. Sidnei y Navarro fueron de lo mejor del equipo en el último encuentro y convencieron, por lo que los sacrificados serían Albentosa y Bóveda. Juanfran y Schär ensayaron la salida de balón junto al brasileño y el catalán, componiendo la cuarta defensa diferente en seis partidos.

Rubén regresará a la portería

A todo lo anterior hay que sumarle también la modificación en la portería, a la que regresará Rubén después de la expulsión de Koval. El gallego, que había perdido el puesto por decisión técnica, tendrá, al menos, un partido para reivindicarse. Todavía quedan varios días para el encuentro, pero si Seedorf lleva a cabo lo ensayado, el Dépor presentaría un total de cinco cambios en el once para la visita al Girona.

Sobre el Autor